El primer gran incendio de Galicia del verano deja fotos y vídeos terribles

·4 min de lectura

Galicia lucha contra las llamas tras el incendio declarado en la localidad de Ribas de Sil, al sur de la provincia de Lugo. Se trata del primer gran fuego forestal de la temporada registrado en la comunidad.

El incendio afecta a la Ribeira Sacra con dos fuegos que han avanzado sin control. El primero se declaró en la parroquia de Nogueira en la noche del 5 de septiembre, aunque el más devastador comenzó en la jornada del 6 en Ribas de Sil.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Las llaman alcanzaron también la vecina localidad de Quiroga y se acercaron peligrosamente a las viviendas del municipio de Rairos. El humo era visible incluso en la ciudad de Lugo. La Consejería de Medio Rural de la Junta de Galicia tuvo que declarar el nivel 2 de alerta por proximidad a las casas. Además, algunas carreteras han tenido que ser cortadas al tráfico y ha habido problemas de circulación en otras.

Pequeños focos y cenizas en un bosque cercano a la localidad de Quiroga tras el paso del fuego. (Foto: Rosa Veiga / Europa Press / Getty Images).
Pequeños focos y cenizas en un bosque cercano a la localidad de Quiroga tras el paso del fuego. (Foto: Rosa Veiga / Europa Press / Getty Images).
Vecinos de Ribas de Sil observan desde la calle el incendio mientras los bomberos trabajan para tratar de sofocarlo. (Foto: Rosa Veiga / Europa Press / Getty Images).
Vecinos de Ribas de Sil observan desde la calle el incendio mientras los bomberos trabajan para tratar de sofocarlo. (Foto: Rosa Veiga / Europa Press / Getty Images).
Los coches pasan por una carretera cerca a Ribas de Sil mientras el fuego avanza por el bosque. (Foto: Rosa Veiga / Europa Press / Getty Images).
Los coches pasan por una carretera cerca a Ribas de Sil mientras el fuego avanza por el bosque. (Foto: Rosa Veiga / Europa Press / Getty Images).

Rápidamente los bomberos comenzaron los trabajos de extinción en la zona, pero la gravedad del incendio obligó a la consejería a pedir la intervención de la Unidad Militar de Emergencia. En total han sido desplegados 137 efectivos y 56 vehículos de la UME.

Un helicóptero, bomberos y efectivos de la UME se desplazan al lugar del incendio. (Foto: EFE).
Un helicóptero, bomberos y efectivos de la UME se desplazan al lugar del incendio. (Foto: EFE).
Varios bomberos trabajan en las tareas de extinción en una zona cercana a Ribas de Sil. (Foto: Rosa Veiga / Europa Press / Getty Images).
Varios bomberos trabajan en las tareas de extinción en una zona cercana a Ribas de Sil. (Foto: Rosa Veiga / Europa Press / Getty Images).
Miembros de la UME y bomberos tratan de controlar el fuego. (Foto: EFE).
Miembros de la UME y bomberos tratan de controlar el fuego. (Foto: EFE).

Los trabajos de extinción han durado toda la noche, pero el fuego ha seguido avanzando sin control. A primera hora de la mañana de este 7 de septiembre, la Junta de Galicia estimaba que el fuego había arrasado más de 900 hectáreas.

Un bombero trata de apagar las llamas. (Foto: EFE).
Un bombero trata de apagar las llamas. (Foto: EFE).
Miembros de la UME trabajan en un vehículo en las cercanías del incendio. (Foto: EFE).
Miembros de la UME trabajan en un vehículo en las cercanías del incendio. (Foto: EFE).
Bomberos arrojan agua al fuego en un bosque cercano a Ribas de Sil. (Foto: EFE).
Bomberos arrojan agua al fuego en un bosque cercano a Ribas de Sil. (Foto: EFE).
El fuego ha seguido avanzando sin control. (Foto: EFE).
El fuego ha seguido avanzando sin control. (Foto: EFE).

La lucha contra el fuego continúa este 7 de septiembre sin que por el momento se haya podido controlar y las condiciones siguen siendo muy complicadas para el trabajo de los bomberos y los efectivos de la UME.

Según el consejero de Medio Rural de Galicia, José González, las primeras investigaciones demuestran que el incendio ha sido “claramente intencionado”, ya que la persona que lo hizo sabía que las condiciones climatológicas, con temperaturas de 34 grados y un fuerte viento, podrían causar mucho daño.

EN VÍDEO | Estos bomberos activan el sistema de autoprotección tras quedar atrapados entre las llamas

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente