FOTOS I Trenes atestados: el lugar perfecto para esparcir el coronavirus en Sri Lanka

TresB

Las instantáneas de trenes abarrotados en el continente asiático son una constante desde hace muchos años, pero en este 2020, año de la propagación del coronavirus por el mundo, chocan mucho. Pese a que las mascarillas y la distancia social se imponen en las sociedades, las aglomeraciones en el transporte en Sri Lanka siguen muy presentes.

El país se ha visto poco afectado hasta el momento con la pandemia. A día 9 de julio contabiliza unos 2.000 casos y solo 11 muertes, pero las imágenes no son muy tranquilizadoras. En el mes de marzo las autoridades impusieron un toque de queda que han conseguido frenar la epidemia.

Tanto es así que el Gobierno ha ido levantando las medidas restrictivas y desde el 29 de junio ha eliminado el toque de queda. En esta nueva normalidad todavía no se permite la llegada de turistas extranjeros, una de las principales fuentes de ingresos del país. Pese a que estaba previsto que llegaran desde el 1 de agosto, esta fecha se ha retrasado dos semanas.

A pesar de la baja incidencia del COVID-19 y a que el uso de mascarilla en el transporte es mayoritario, la imposibilidad de mantener la distancia de seguridad en los trenes supone un riesgo importante de nuevos rebrotes.

Más historias que te pueden interesar: