1 / 23

Así convierte los desechos en arte

En sus caminatas por las playas de Brighton, Reino Unido, la diseñadora Irene Soler se dedica a recolectar objetos-desechos desperdigados que después convierte en estas pequeñas obras llamadas #souvenirsbrightonbeach. Sus trabajos se han compatido cientos de veces en las redes sociales. Una manera positiva de denunciar la polución que se esparce por las costas del planeta. Cada imágen representa una caminata… ¿Cuál te gusta más?

(FOTOS) Encuentra 'tesoros' en desechos que dejan en la playa... y así los transforma

Esta es la historia de cómo una caminata simple por la playa acabó, casi sin querer, con un fuerte llamado de atención en tiempos en que ‘islas’ de basura flotan en los océanos, y en que animales mueren sofocados por el plástico de los mares.

Un día de verano de 2014, Irene Soler, diseñadora peruana (aunque de “naturaleza nómada”, como ella misma dice), radicada en Inglaterra desde 1998, caminaba por las playas de Brighton, Reino Unido, cuando se le ocurrió una idea inusual: recolectar unos objetos pequeños, y otros no tanto, de colores llamativos que destellaban entre las piedras: eran desechos desperdigados en la orilla de la playa. Había materiales de todo tipo, basura. Pero ella no lo vio así.

“La playa de Brighton es de piedras. Si no prestas atención no es tan fácil ver estos objetos – perdidos y ajenos.  El encuentro es motivo de ansiedad o tristeza, pero no me es posible ignorarlo, así que lo transformo en imagen descontextualizada. El efecto en otros saca sonrisas, ‘me gustas’ y ‘corazones’. De algún modo he adoptado rol de lupa”

Al llegar a casa con su cargamento inusual, en lugar de tirarlo y enviarlo al reciclaje, comenzó un ritual lúdico que evidencia cómo se puede dar un uso diferente a los desperdicios que algunos inconscientes dejan ‘olvidados’, en este caso en las orillas de Kemp town.

Desde entonces Soler comenzó a recolectar los ‘tesoros’ con los que ´juega´ para construir una serie de propuestas únicas que al final no son más que un llamado de atención sobre lo perjudicial que puede resultar dejar desechos, en las playas, o en cualquier otro lugar. A estas pequeñas obras que se han convertido en postales, y han sido compartidas cientos de veces en las redes sociales, las ha llamado #souvenirsbrightonbeach.

“Seguiré enfocando y si las imágenes se siguen esparciendo a través de pantallas, correo, o de mano en mano y ayudan a ‘ver’,  me doy por satisfecha. Pero espero ver el día en que llegue a mi playa y no tenga material con que trabajar. Ese día seré dichosa”

Definitivamente son muy pocas las veces en que un drama ambiental se puede convertir en algo positivo y esta propuesta artística -y denuncia ecológica- es una de las excepciones.

Cada una de estas imágenes representa una de esas caminatas.

¿Cuál te gusta más?

Puedes ver más del proyecto de Irene Soler en su página www.souvenirsbrightonbeach.co.uk

Te puede interesar:

La nueva tecnología que convierte las ventanas en paneles solares

Ni entierro, ni incineración: una alternativa más ‘ecológica’ gana popularidad en Estados Unidos

Buses ‘libres de hollín’ para limpiar el aire

11 maneras sencillas de reducir el consumo de plástico en la casa

El cambio climático es tan gordo que va a obligar a dar visados de refugiados por el clima

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines