1 / 12

La isla de Surtsey

En la imagen, una vista aérea de Surtsey, una de las islas más jóvenes del planeta y, al mismo tiempo, uno de los lugares más fascinantes del mundo. (Foto: Pinterest).

(FOTOS) Surtsey, la isla que surgió cerca de Islandia en 1963 y a la que nadie puede entrar

A poco más de 30 kilómetros al sur de la costa de Islandia, se encuentra una de las islas más jóvenes del planeta, Surtsey. Apareció el 14 de noviembre de 1963 tras una violenta erupción volcánica a 130 metros por debajo del nivel del mar. Durante los meses siguientes, el lugar fue creciendo hasta alcanzar su superficie actual de 2,7 kilómetros cuadrados. Se pensaba que su existencia sería efímera, pero hoy se ha convertido en un sitio ideal para que los científicos realicen diferentes investigaciones, ya que aquí pueden ver cómo se desarrolla un ecosistema desde cero.

Precisamente para no entorpecer las diferentes investigaciones que tienen lugar en Surtsey, el acceso a este lugar está prácticamente restringido. Solo se permite que dos científicos se alojen en una pequeña casa instalada en la isla mientras llevan a cabo su trabajo. Además, deben cumplir una serie de normas, aunque se han cometido algunos errores. En una ocasión, una planta de tomates comenzó a echar raíces cerca de la cabaña por un mal manejo de deshechos y tuvo que rápidamente destruida.

Hoy, 55 años después de su nacimiento, hay unas 90 especies de aves migratorias, 300 de invertebrados y cientos de vegetales y hongos en la isla de Surtsey, un lugar que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2008.

Relacionado(FOTOS) Houtouwan, el pueblo abandonado que ha sido conquistado por la naturaleza