2 / 29

(FOTOS) Los rostros de la Amazonía, más amenazados que nunca

Leticia Yawanawa, de Acre, Brasil, escucha un discurso durante un encuentro de indígenas de la Amazonía en Puerto Maldonado, en la provincia de Madre de Dios, Perú, el 18 de enero de 2018, en la víspera de la visita del papa Francisco a la región. (AP Foto/Rodrigo Abd)

(FOTOS) Los rostros de la Amazonía, más amenazados que nunca

El papa Francisco se hizo portavoz de “la opresión” que viven los indígenas de la Amazonía por los intereses económicos y la corrupción que están destrozando su territorio durante el encuentro con los pueblos originarios en Puerto Maldonado, en el primer acto de su visita a Perú.

Su discurso fue una alabanza a los indígenas que representan “un rostro plural, de una variedad infinita y de una enorme riqueza biológica, cultural, espiritual”.

Pero también un duro alegato contra la situación en la que se encuentran y aseguró que “probablemente los pueblos originarios amazónicos nunca hayan estado tan amenazados en sus territorios como lo están ahora”.

Tras escuchar a los indígenas contarle las amenazas que pesan sobre sus tierras ancestrales, el Papa denunció “la fuerte presión de los grandes intereses económicos que dirigen su avidez sobre petróleo, gas, madera, oro, monocultivos agroindustriales”.

También criticó las políticas, que en nombre de la conservación de la selva, “acaparan grandes extensiones de bosques y negocian con ellas”, “oprimiendo a los pueblos originarios” y expulsándolos de sus tierras.

“Hemos de romper el paradigma histórico que considera la Amazonía como una despensa inagotable de los Estados sin tener en cuenta a sus habitantes”, dijo el Papa argentino.

Muchos de los bosques donde viven nativos en la región amazónica de Madre de Dios han sido deforestados en los últimos años por la tala ilegal y por la fiebre del oro impulsada por los altos precios del metal precioso en los mercados mundiales.

Francisco también elevó la voz en defensa de las mujeres que sufren esclavitud sexual y son prostituidas en zonas donde existe minería ilegal de oro.

“No se puede ‘naturalizar’ la violencia hacia las mujeres (…). No nos es lícito mirar para otro lado y dejar que tantas mujeres, especialmente adolescentes sean ‘pisoteadas’ en su dignidad”, añadió, en presencia del presidente Pedro Pablo Kuczynski, para quien esta visita es aire fresco que le permiten olvidar por un momento su delicada situación política.

Con información de las agencias EFE, AFP y AP.