1 / 15

Los dos últimos residentes de un pueblo que simbolizan la despoblación en España

Sinforosa Sancho, de 84 años, y su marido Juan Martín Colomer, de la misma edad, son los dos últimos vecinos de La Estrella. En la imagen caminan por una calle vacía del pueblo (REUTERS).

(FOTOS) Los dos últimos residentes de un pueblo que simbolizan la despoblación en España

Hace algunas décadas, La Estrella, en Aragón, llegó a tener 200 habitantes, pero hoy en día ya solo quedan dos. Sinforosa y Juan son los últimos residentes en la localidad. Cuando ellos mueran, se convertirá en un pueblo abandonado, ejemplo perfecto de la despoblación en España.

Este matrimonio ha vivido allí toda la vida y ha ido viendo cómo sus vecinos se marchaban por la falta de oportunidades laborales. Ellos cobran en conjunto una pensión de 1.200 euros y además cuentan con conejos y gallinas que les alimentan. Cuando necesitan comprar cualquier cosa acuden a un pueblo cercano.

No hay electricidad en La Estrella ni tampoco cobertura móvil. Ellos encienden fuegos, tienen una pequeña estufa y en invierno se refugian bajo varias mantas. Además, cuentan con varios paneles solares que han sustituido a sus antiguas lámparas de aceite. Nunca han tenido línea telefónica y la única señal móvil que se coge está en el cementerio y no siempre es constante.

Su escasa relación con la sociedad no es un problema para esta pareja. Han aprendido a disfrutar de la soledad y pese a que tienen una casa en un pueblo cercano y su hijo insiste ellos siguen negándose a mudarse. La historia de Sinforosa y Juan es la de tantas personas mayores en tantos pueblos pequeños de España.

Relacionado: Las 15 ciudades españolas que más población han perdido