FOTOS I La 'rave' francesa con asistentes extranjeros que deja pequeña la fiesta de Llinars

Tradicionalmente la llegada de un nuevo año suele traer fiestas multitudinarias que se alargan hasta el amanecer o incluso varios días. Sin embargo, la pandemia del coronavirus en este 2020 ha hecho que este tipo de encuentros estuvieran prohibidos en la mayoría de países del mundo. Una circunstancia que no ha evitado que cientos de personas desafiaran la prohibición y se juntaran para festejar.

La más sonada en el continente europeo es la que se ha producido en la localidad de Lieuron, al norte de Francia. Allí se han reunido unas 2.500 personas, la mayor parte de ellas sin mascarilla y sin guardar la distancia social, para dar la bienvenida al 2021. Los asistentes han llegado desde distintos lugares del país, así como del extranjero (con presencia española) y se han enfrentado a la policía.

Finalmente esta ‘rave’ terminó siendo desalojada en la mañana del 2 de enero después de que un coche de los agentes fuera incendiado, otros tres sufrieran daños y varios policías sufrieran heridas.

La situación ha sido similar a la fiesta que se ha vivido en la localidad española de Llinars del Vallès. Tras más de 40 horas, los Mossos pudieron desalojar el lugar en el que cientos de participantes festejaban el año nuevo pese a las restricciones de las autoridades.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente