Las fotos de la vida junto al muro de Berlín que seguro no has visto

TresB

Durante 28 largos años (1961-1989) el muro de Berlín dividió a la capital alemana e hizo que familias y amigos se vieran obligados a estar separados durante mucho tiempo. Esta construcción abarcaba 155 kilómetros, repartidos en 45 km que partían la urbe en dos y otros 115 km que constituían la frontera de la región respecto al resto del país.

El muro fue uno de los grandes símbolos de la Guerra Fría y el recordatorio de la polarización que se vivía entre la Unión Soviética y las democracias occidentales. Estas casi tres décadas en las que estuvo vigente la construcción fue un largo periodo en el que los alemanes se acostumbraron al muro y lo hicieron parte de sus vidas.

Las fotos recogidas en esta galería muestran cómo la construcción formaba parte de la rutina diaria de los habitantes de la ciudad. Junto a él se montaba a caballo o en bicicleta, se paseaba, se comerciaba o incluso servía como límite de las viviendas.

Más historias que te pueden interesar: