FOTOS | Este pastor bielorruso ha transformado un Audi antiguo en un coche de caballos

Hace un par de años, Alexey Usikov, un pastor que vive en la localidad bielorrusa de Knyazhytsy, al este del país, le compró a un vecino de su pueblo un antiguo Audi 80 que ya no funcionaba y decidió darle un uso diferente y muy original. El hombre partió el coche por la mitad, le quitó el motor y el bastidor e hizo unos agujeros en el hueco donde estaba el volante para deslizar unas riendas a través de unos tubos de plástico y unirlas a su caballo.

De esta forma, el viejo vehículo, del que ya solo quedan los asientos traseros y el maletero, se ha convertido en un coche de caballos muy peculiar. Usikov, de 33 años, lo llama ahora Audi 40, ya que falta una mitad. El pastor lo utiliza para trasladarse a la granja en la que trabaja y también para realizar tareas en el campo o cuidar de sus animales.

Usikov también puede viajar con su peculiar coche durante la noche y en los meses más fríos del invierno, puesto que le colocó unos faros enchufados a una batería e instaló una pequeña estufa en su interior.

Más historias que te pueden interesar: