FOTOS I Los niños que han convertido la basura en su casa

En lugar de estar en la escuela, decenas de niños esperan impacientes cada día la llegada del camión de la basura para intentar pescar entre los residuos que trae. Esta escena ocurre en un vertedero de Gabón, pero podría ser en cualquier otra parte del mundo menos desarrollado, en el que se siguen viendo frecuentemente prácticas de trabajo infantil.

Estos menores, algunos incluso de cinco años, escarban entre la basura en busca de metales como el aluminio o el cobre, ya que por un kilo de este último pueden sacar hasta tres euros. Se han construido viviendas precarias en el interior del basurero y allí viven, intentando sacar cada día lo necesario para cubrir sus necesidades.

Más allá de estar sometidos a un olor fétido, se arriesgan a sufrir enfermedades o a ser atropellados por los camiones que dejan su carga en este espacio. Y es que Gabón es un país de contrastes. Pese a que existe mucho petróleo, un tercio de su población vive en la miseria más extrema.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente