2 / 12

Una mujer ha convertido un árbol centenario muerto en una pequeña biblioteca

Es exactamente lo que ha hecho Sharalee Armitage Howard, una bibliotecaria y artista de Coeur d’Alene en Idaho, Estados Unidos, con un árbol que había muerto.

Facebook/Sharalee Armitage Howard

(FOTOS) Una mujer ha convertido un árbol centenario muerto en una pequeña biblioteca

Convertir un lugar muerto en un espacio lleno de vida y diversión. El reto no era fácil, pero una bibliotecaria llamada Sharalee Armitage Howard de un pequeño pueblo de Idaho (Estados Unidos) decidió ponerse manos a la obra.

El álamo, de 110 años de historia, había muerto y era necesario hacerlo desaparecer, pero esta mujer decidió que el tocón (la parte del tronco que queda unida a la raíz) bien podía transformarse en una biblioteca para todos los vecinos.

Así, se construyó un pequeño lugar de almacenamiento, se le dotó de una cálida luz y se incorporaron libros. Lo cierto es que es difícil imaginar una biblioteca con más encanto que esta, que ha pasado a formar parte de la red de Little Free Library.

Se trata de una organización sin ánimo de lucro que busca fomentar la lectura en el mundo. Una de sus tareas es que proliferen pequeñas bibliotecas en distintos países que hagan que la gente se anime a disfrutar de este placer. Hasta el momento han logrado más de 75.000 en 88 países y el proyecto sigue creciendo.

Más información y fotos en el Facebook de Sharalee Armitage Howard y en Little Free Library

Relacionado: Así es el Partenón de los Libros