FOTOS | El cementerio árido en el que entierran a los muertos por coronavirus en Perú

Perú está siendo uno de los países de Sudamérica más castigados por el coronavirus. A 2 de junio, el país andino sumaba 174.884 casos de contagios y 4.767 muertos, superando de este modo en número de fallecidos a China, donde se originó la pandemia a finales de 2019. Muchos de los fallecidos son enterrados en el cementerio de la Virgen de Lourdes de Lima, conocido también por los vecinos como el de Nueva Esperanza.

Este cementerio, ubicado en una de las zonas más pobres de la capital, está considerado como uno de los más grandes del mundo con alrededor de un millón de tumbas. Se construyó en la década de los 60 y se llenó con los cuerpos de numerosos peruanos que llegaron a Lima huyendo del grupo terrorista Sendero Luminoso. Por su tamaño y su infinidad de criptas, muchas de ellos pintadas con colores llamativos, se convirtió en un destino turístico para los visitantes extranjeros.

Con el aumento del número de víctimas por Covid-19 en Perú, el cementerio se está volviendo aún más gigantesco, pero los muertos son enterrados a distancia, en una de las remotas colinas del lugar. Hasta allí suben los familiares cruzando terrenos áridos y cargando con los féretros para colocarlos en las zanjas recién excavadas.  

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente