1 / 13

Los japoneses que eligen morir en casa

Una doctora examina a un paciente llamado Yasuhiro que tenía un cáncer terminal de pulmón y que murió al día siguiente en su casa de Tokio (REUTERS).

(FOTOS) Morir en casa, la práctica que cada día triunfa más en Japón

Japón es el país del mundo con la esperanza de vida más alta, pero hasta hace no mucho la posibilidad de morir en casa no era una opción que contemplaban los nipones, que se sienten mucho más seguros siendo atendidos en un hospital. Pero poco a poco, las cosas están cambiando.

El aumento de los costes de atención médica a medida que la población envejece y una previsible falta de camas de hospital están provocando que cada vez más ancianos con enfermedades terminales opten por acabar sus días en sus casas, rodeados de sus seres queridos.

Así, el cuidado en el hogar, con visitas regulares de los médicos, está en alza en un país en el que alrededor del 25% de la población tiene más de 65 años y donde los pacientes pasan de media unos 16,5 días en el hospital, una cifra altísima.

Otro factor que determina esta creciente tendencia es que las personas con ingresos limitados no pueden permitirse una habitación privada en los centros de salud, por lo que se ven obligados a compartir. Así, la opción de estar en casa es mucho más agradable.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines