1 / 14

Minas de sal de Wieliczka

No, no se trata de un escenario de ciencia ficción ni de un lugar sacado de un cuento de hadas. Son las minas de sal de Wieliczka, una localidad polaca situada a 14 kilómetros de Cracovia. (Foto: Getty Images).

FOTOS | La mina de sal de Polonia que parece sacada de un cuento de hadas: estatuas, capillas y lagos subterráneos

Las minas de sal de Wieliczka, localidad polaca situada a 14 kilómetros de Cracovia, llevan explotándose desde hace 700 años y fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1978, aunque no solo por su antigüedad. Y es que en su interior alberga una auténtica ciudad subterránea tallada por los propios trabajadores durante siglos.

La mina tiene unos 300 kilómetros de galerías, nueve plantas y alcanza una profundidad máxima de 327 metros. Para iniciar el recorrido hay que descender 380 escalones y a partir de ahí se encuentra un lugar que parece sacado de un cuento de hadas: grandes salas iluminadas con lámparas de sal, esculturas fabricadas con el mismo mineral, construcciones de madera, capillas dedicadas a santos polacos o pasarelas que nos permiten ver lagos subterráneos.

Alrededor de un millón de personas visitan cada año las minas de sal de Wieliczka, que se han convertido en uno de los monumentos más populares de Polonia. El recorrido permite conocer 3,5 kilómetros de galerías de este lugar único en el mundo.

Más historias que te pueden interesar: