(FOTOS) La mansión de Pablo Escobar en Medellín se ha convertido... en un lugar para jugar al paintball

TresB

25 años después de la muerte de Pablo Escobar, todavía existen vestigios de lo que fue su ostentosa vida. El rey del narcotráfico colombiano, fundador del Cartel de Medellín , llegó a acumular muchos millones y varias mansiones en las que no faltaba de nada.

Una de ellas estaba situada en su Medellín natal, la región en la que creció. Durante años esta enorme propiedad ha sufrido el paso del tiempo y su estado de abandono ha propiciado un rápido deterioro. A pesar de esta circunstancia muchos curiosos siguen queriendo contemplar el lugar en el que Escobar pasó algunos de los años más importantes de su vida.

Su mansión se ha convertido hoy en día en un sitio en el que se puede jugar al paintball por poco más de 100 euros. Además, los visitantes pueden visitar la casa, un apartamento en el que escondió a su familia o la cárcel privada en la que pasó un tiempo y que él mismo construyó, con discoteca, casino y spa.

Relacionado: El peligro del alcohol en comparación al resto de drogas