Querer es poder: la actitud ejemplar de una madre con distrofia muscular que se agarra a la vida

Camille Nielsen no ha tenido una vida sencilla. Esta mujer de 33 años sufre distrofia muscular, una enfermedad hereditaria que va empeorando con el paso del tiempo, pero gracias al apoyo de sus tres hijos y de su novio Jesper sigue superando las dificultades día a día con una sonrisa.

Pese a que sabía que el embarazo iba a deteriorar aún más su estado, ella decidió arriesgarse a llevar una vida normal, como la del resto del mundo, aunque siendo consciente de que algo tan simple como coger a los pequeños puede ser extremadamente complicado para ella.

Pero a Camille no le gusta esconderse y de su amistad con la fotógrafa italiana Claudia Gori ha nacido un precioso proyecto llamado ‘Mi nombre es Camilla y me encanta mi vida’, una serie de retratos que muestran a esta mujer de Aarhus (Dinamarca) en sus quehaceres diarios y cómo convive con una enfermedad que sabe que lentamente va a seguir ganando camino.

Puedes saber más del proyecto AQUÍ

Relacionado: Así es la vida de los gemelos franceses que no pueden exponerse al sol / El reencuentro de los gemelos ‘divinos’ de Myanmar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente