FOTOS | Las ciudades sostenibles necesitan alimentos (y se podrían conseguir con esta idea milenaria)

La población mundial aumenta de tal manera que para el 2050 en la Tierra seremos unos 9.000 millones de personas. Y dos tercios viviremos en centros urbanos y megaciudades que consumirán gran parte de los recursos del planeta.

Hasta ahora los alimentos se producen en los campos y realizan un largo recorrido hasta llegar a su destino final. El periodista Rafael Tonon explica en el blog Vidas Simples que en Estados Unidos 95% de la comida recorre más de 1.600 kilómetros desde su lugar de producción a los puntos de venta.

Cualquier disrupción del complejo sistema de distribución de alimentos se traduce en el desabastecimiento de los grandes centros urbanos.

Para revertir esta complicada situación, hay que intentar incorporar la producción de alimentos a donde está la gente, para garantizar su seguridad alimentaria pero también para rescatar la relación de las personas con la tierra y la consciencia del tiempo y los recursos que se requieren para producir todo lo que nos nutre.

Lo cierto es que, desde los grandes proyectos urbanísticos hasta las propuestas aisladas, los humanos cada vez estamos más interesados en la calidad de los alimentos y tratamos de tener vivas más saludables y sostenibles.

Para eso una serie de arquitectos, programadores, agrónomos y grupos organizados trabajan para crear espacios dentro de las ciudades que nos permitan cultivar lo que comemos.

A muchos les parece un sueño utópico pero yo creo que es factible.

Si pensamos que hace 2600 años, el rey Nabucodonosor II pudo construir los legendarios Jardines Colgantes de Babilonia para su princesa Amytis de Meda, con un sofisticado sistema hidropónico que no necesitaba tierra y consumía poca agua y nutrientes, los ciudadanos del siglo 21 también pueden.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente