FOTOS | El fuego reduce a cenizas una ciudad histórica de California

Grandes extensiones de terreno siguen consumiéndose por las llamas en el oeste de Estados Unidos. A principios del mes de agosto, en California ya se han superado el número de hectáreas quemadas en todo el año pasado, que fue el más devastador de su historia desde que hay registros. En este estado, una pequeña e histórica ciudad se ha convertido en un símbolo de la destrucción de los incendios.

En Greenville, situada a unos 260 kilómetros al norte de Sacramento, vivían hasta ahora 800 personas. La ciudad tenía 150 años de historia. Fue fundada por colonos y comerciantes que se asentaron allí atraídos por las minas de oro de California. Ahora ha quedado reducida a cenizas tras el paso del incendio Dixie.

Desde mediados de julio Dixie está calcinando los bosques del norte de California y ha arrasado también esta ciudad. Los bomberos, los servicios de emergencia y las auridades siguen evaluando los daños ocasionados por el fuego, pero se calcula que se ha perdido el 75% de sus estructuras.

Más historias que te pueden interesar: