1 / 15

El caos se apodera de Hong Kong por la violencia en las protestas contra la ley de extradición a China

Los policías arrojan gases lacrimógenos durante las protestas contra la ley de extradición a China, en Hong Kong.

Foto:REUTERS/Athit Perawongmetha

FOTOS I El caos se apodera de Hong Kong por la violencia en las protestas contra la ley de extradición a China

Desde hace unos días en Hong Kong se vive una auténtica lucha entre los manifestantes (se estima que han llegado a concentrarse un millón de personas) y los policías. El motivo es la tramitación por parte de China de una ley de extradición que los habitantes de esta rica región creen que les va a limitar la libertad que han tenido hasta ahora.

El rechazo a esta medida ha provocado que los hongkoneses abarroten las calles en unas protestas multitudinarias que han provocado violentos enfrentamientos y la disolución de las manifestaciones por parte de las autoridades con la utilización de cañones de agua y gases lacrimógenos (hay cerca de un centenar de heridos)

Además, la presión ciudadana ha forzado un aplazamiento de la polémica ley que seguramente alivia, pero no contenta a las cientos de miles de personas congregadas en calles y carreteras porque en cualquier momento China puede reactivarla.

Los manifestantes alertan que con esta medida peligra el principio ‘un país, dos sistemas’, que otorga al territorio derechos y libertades que no tiene el resto del país. Es la promesa que hizo China en 1997 cuando Reino Unido devolvió la colonia y la hizo extensiva para los próximos 50 años. Sin embargo, los hongkoneses denuncian que desde entonces China ha ido aumentando su interferencia en la gestión del territorio.

Relacionado: La verdadera densidad de vivir en Hong Kong