FOTOS | 2.500 casas destruidas por la erupción del volcán Nyiragongo

Una nube roja cubrió el cielo de la ciudad de Goma, al este de la República Democrática del Congo, después de que el volcán del monte Nyiragongo entrara en erupción en la tarde del 22 de mayo. El río de lava llegó en las horas siguientes hasta algunos barrios a las afueras de la capital de la provincia Kivu del Norte, lo que obligó a miles de personas a abandonar sus casas.

La erupción del volcán se ha cobrado la vida de varias decenas de personas, la mayoría calcinadas por la lava o asfixiadas por los gases tóxicos, y muchas otras han resultado heridas.

Las autoridades habían decretado en un principio la evacuación de todos los habitantes de Goma, pero finalmente se salvó buena parte de la ciudad y muchos pudieron regresar a sus casas. Sin embargo, la situación en las afueras y en los pueblos cercanos es desoladora. Unas 2.500 viviendas han quedado totalmente destruidas dejando sin hogar a numerosas familias.

Las personas que perdieron sus casas huyeron al interior del país o se refugiaron en la vecina Ruanda, que abrió sus fronteras tras el desastre.

La catástrofe ha agravado aún más la crisis humanitaria que se vive en esta provincia situada junto a la frontera con Ruanda, donde vive una buena parte de los desplazados internos de la República Democrática del Congo y donde un tercio de la población está expuesta a la inseguridad alimentaria.

El volcán Nyiragongo, ubicado a 10 kilómetros de Goma, había entrado en erupción por última vez en 2002. Entonces causó la muerte de 250 personas y dejó sin hogar a 120.000.

Más historias que te pueden interesar: