FOTOS | Los británicos pierden otro pedazo de costa tras un nuevo desprendimiento

TresB

Parte de un acantilado se desplomó este 19 de abril en la localidad británica de Nefyn, al norte de Gales, tras un enorme deslizamiento de tierra que dejó colapsada una playa y al borde del precipicio a varias viviendas de lujo de esta pequeña población costera de unos 2.500 habitantes. Se desplomaron incluso los jardines de algunas de estas casas, la mayoría de ellas segundas residencias.

Toneladas de rocas cayeron sobre la playa alertando a los lugareños, aunque afortunadamente no se han producido víctimas. Las autoridades han pedido a los vecinos y curiosos que no se acerquen al lugar. El Servicio Geológico Británico (BGS) califica a Nefyn como una zona de peligro de hundimiento, ya que su área costera tiene una geología superficial de depósitos débiles de arcilla, arena, grava y limo.

Este desprendimiento de tierra ha tenido lugar apenas unos días después de que el 15 de abril se produjera otro en el condado de Dorset, al suroeste de Inglaterra, en el que unas 4.000 toneladas de rocas se precipitaron desde un acantilado de 130 metros. Fue el mayor de la Costa Jurásica en los últimos 60 años.

Más historias que te pueden interesar: