(FOTOS) El desastre ambiental que estamos dejando: los cisnes hacen sus nidos en la basura

La contaminación se está apoderando rápidamente de Copenhague (Dinamarca). La ciudad está intentando luchar contra la proliferación de plástico que amenaza seriamente la supervivencia de la vida silvestre en la capital. Un buen ejemplo del problema se ha visto estos días con los cisnes viéndose obligados a construir sus nidos en la basura.

Los conservacionistas avisan de que el plástico no es degradable y que si los animales lo engullen por error podrían ahogarse. También está el riesgo de que se enreden con él y al ser un material fuerte no puedan desembarazarse e igualmente acabe con sus vidas.

El año pasado una iniciativa que pretendía recoger la basura de las zonas naturales del país se saldó con 110.000 latas y 155.000 kilos de basura. Una cifra que se puede quedar corta en esta edición.

Relacionado: Así era Estados Unidos antes de que se regulara la contaminación