20 comidas de hospital horribles que te quitarán el hambre

Es verdad que a un hospital no se va a comer manjares y que la fama de los alimentos servidos en estos lugares no es la mejor, pero lo cierto es que hay escalas entre que un plato no sea muy apetitoso y que sea tan malo que incluso te quite el apetito.

Los ejemplos recogidos en esta galería son de este segundo tipo. Ya sea por su presentación espantosa, por los errores de cocinado o por su escasez, estos platos invitan a no ser probados. Y es que en estos casos la línea entre alimentos y horror se reduce a la mínima expresión.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente