FOTOS | El club de entusiastas de los coches clásicos de Tokio

Dos de las películas de la saga de ‘The Fast and the Furious’, una de las de más éxito de los últimos tiempos y de las favoritas de los apasionados de la velocidad, están ambientadas en Tokio, ciudad en la que precisamente unos entusiastas del motor se reúnen prácticamente cada fin de semana para disfrutar de su pasión. Sin embargo, ellos no prefieren los coches rápidos y furiosos, sino que los que de verdad les gustan son los vehículos clásicos.

Los aproximadamente 10 miembros del club se reúnen en el centro de la capital japonesa para mostrar sus Cadillacs, Chevrolets y otros coches clásicos de mediados del siglo XX. El vehículo más antiguo es un Ford Model-A de 1929 restaurado.

En sus reuniones, estos entusiastas de los coches clásicos charlan sobre su pasión, cuentan a sus compañeros los últimos retoques que les han realizado a sus vehículos y ruedan con ellos por el centro de Tokio mientras algunos curiosos les aplauden y toman fotografías.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente