La triste belleza de una imagen de un café entre ruinas resume la desgracia de la guerra de Siria

La guerra de Siria se alarga ya por más de una década y se acerca al medio millón de muertos. La Gobernación de Idlib, al noroeste del país, es la única de las 14 provincias que continúa en manos de los rebeldes. Ha sido una de las más castigadas por el conflicto y ha estado controlada en diferentes períodos por los distintos bandos, conscientes de su importancia estratégica por su cercanía con Alepo y por ser paso fronterizo con Turquía.

Pese a que la provincia se encuentra en una zona de desescalada desde marzo de 2020, el régimen de Bashar al Asad ha violado el alto el fuego lanzando continuamente ataques en esta región. Buena parte de Idlib se encuentra totalmente en ruinas y un ejemplo de esa destrucción es el edificio en el que se encuentra el café Abu Ali, en la zona residencial de Jabal al-Arbain de la ciudad de Ariha.

El local se encuentra en la planta baja de un edificio totalmente destrozado, pero continúa abierto con sus luces iluminando la noche en medio del terror y sirviendo comida y bebida a sus clientes, que intentan llevar una vida normal en mitad de una guerra que parece inacabable.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente