Un fotoperiodista identifica a Interior al mosso que hirió a una manifestante en un ojo

Agencia EFE
·2 min de lectura

Barcelona, 18 feb (EFE).- Un fotoperiodista que cubría las protestas a favor de Pablo Hasél facilitará al Departamento de Interior el número de identificación del mosso que presuntamente disparó el proyectil de foam que ha dejado sin visión en un ojo a una manifestante, secuencia que asegura que su cámara captó completa.

Así lo ha explicado a Efe el propio fotoperiodista, Àngel García, un "free lance" especializado en imagen documental que el pasado martes captó la imagen de la joven herida en el suelo, ampliamente difundida en las redes sociales, en una intervención policial en la Via Augusta de Barcelona.

Según considera García, en el momento en que cayó herida la manifestante, no existía una situación de riesgo para los mossos d'esquadra, sino que escopeteros de los antidisturbios empezaron a disparar de forma "indiscriminada" contra grupos de personas que, en la acera contraria, corrían de un lado para otro intentando sortear la intervención policial.

Àngel García captó el instante en el que un escopetero de la policía catalana cargó el arma con el proyectil de precisión, apuntó hacia los manifestantes y disparó. En cuestión de segundos, asegura, giró su cámara en dirección a los concentrados y fotografió a la herida, ya en el suelo y con el rostro ensangrentado.

Tras constatar que era el autor de la fotografía de la joven herida, el área de Asuntos Internos de los Mossos d'Esquadra ha contactado hoy con el fotógrafo para pedirle si tenía más fotografías del momento del disparo con el fin de poder identificar al autor.

Al repasar las imágenes, García se ha percatado de que no solo había fotografiado el momento en que el escopetero disparaba el proyectil -el segundo por la derecha de una fila de cuatro agentes- sino que además, si se ampliaba una de las imágenes, se podía apreciar "claramente" el número de identificación (NOP) del antidisturbios.

Según el fotoperiodista, esta intervención policial tuvo lugar justo cuando ardían los primeros contenedores en la protesta pro Hasel y empezaban las carreras de los manifestantes ante el avance de la línea de agentes antidisturbios.

Fue entonces cuando cuatro escopeteros de los mossos d'esquadra, precisa Ángel García, empezaron a disparar de forma simultánea desde una de las aceras de Via Augusta mientras los manifestantes se arremolinaban en la otra, de forma "indiscriminada".

(c) Agencia EFE