El contrapunto desapercibido en la surrealista foto viral de una tienda de robots aspiradores

·3 min de lectura

La imagen de la trabajadora de una tienda de robots aspiradores pasando la mopa se ha vuelto viral en las ultimas horas siendo compartida por considerarla muchos internautas “surrealista” y un ejemplo claro de “mala publicidad”. No obstante, como suele ocurrir en estos casos, las cosas no son todo lo que parecen. Y es que no son pocos los que se han percatado en esta cuenta de Pictures of the end (@neighbours_wifi) que la ha viralizado de que hay más contexto del que se aprecia al principio y han ido más allá del choque inicial, intentando arrojar algo de luz sobre una foto que en realidad no es tan surrealista.

Esta es la imagen definida como
Esta es la imagen definida como "surrealista" por muchos que circula por redes sociales y WhatsApp. (Foto: Captura de Twitter / @neighbours_wifi)

Lo que se ve en la foto es obvio, salta a la vista. Sin embargo, hay algo que, para quien no esté familiarizado con el mundo de los robots de limpieza, puede pasar desapercibido y que algunos comentarios apuntan. Y es que la imagen es antigua. Dos pistas así lo desvelan. Por un lado, en la parte baja de la estantería donde se exponen los modelos disponibles se aprecia que uno de ellos es el 774, que ya no está a la venta. 

En la web española de iRobot se puede consultar aún su ficha técnica, pero no se puede adquirir. En la descripción no se apunta que tenga el modo de friegasuelos y solo cuenta con un único comentarios de un cliente fechado hace cuatro años y poco positivo. Se queja de que le ha estropeado el suelo, le otorga dos estrellas y asegura que no se lo recomendaría a ningún amigo. 

No es la única evidencia de que se trata de una foto antigua. Otra, como han apuntado algunos, estaría en el cartel de la tienda con el logo de la marca. Es el antiguo. Según la Logopedia, iRobot lo cambió en octubre de 2016. Entonces también cambió el eslogan, apuntan, que pasó de “hacer que los robots trabajen para ti” a “usted e iRobot, mejor juntos”.

Los que puntualizan que la chica está pasando la mopa porque este robot no tiene función de friegasuelos puede que tengan razón. La serie 700, lanzada en 2011 y a la que pertenece el único que se puede identificar en la imagen al ampliarla, no tenía esa función. No está claro cuándo la introdujo iRobot por primera vez, pero la primera vez que figura en la página de ‘hitos’ de la compañía es con el lanzamiento del modelo Braava jet® en 2019. Se trata, dicen, de “un robot friegasuelos que se encarga de eliminar la suciedad adherida en múltiples habitaciones y espacios grandes”.

Pero más allá de cuándo fue tomada la foto y de lo contraproducente que puede ser como publicidad ver a alguien pasando la mopa en una tienda de robots aspiradores, no se puede olvidar el sentido práctico que desprende la imagen en dos sentidos. Uno sería el de la rapidez. No hay duda de que pasar la mopa o la escoba es mucho más rápido, aunque pueda ser menos eficaz, que poner un robot a funcionar. Además, la imagen no tiene contexto. Es decir, que se puede tratar de algo puntual. Que se haya caído algo de líquido, por ejemplo, o de pronto la dependienta haya localizado unas pelusas y esté dando una pasada rápida. Todo es posible y nada descabellado.

El otro punto a tener en cuenta es lo poco práctico que sería, en una tienda, poner a funcionar un robot de limpieza mientras esta permanece abierta. La escena podría ser más surrealista aún que la de la mopa de la que se mofan ahora los internautas. Podría ser algo así como clientes y trabajadora teniendo que esquivar el robot mientras este cumple su función o recibiendo golpes en los tobillos. 

EN VÍDEO | Boston Dynamics enseña en un vídeo inquietante cómo sus robots aprenden a hacer deportes

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente