La foto que resume Ucrania: el niño de 13 años muerto por Rusia cuando esperaba el autobús

·2 min de lectura

Un niño de 13 años murió el miércoles por el ataque de un misil ruso mientras esperaba el autobús cerca de una mezquita en la ciudad ucraniana oriental de Járkov, según ha informado la agencia Reuters. Las imágenes de su cuerpo se han convertido en las últimas horas en el mejor ejemplo de lo que la guerra está suponiendo para los civiles de un país soberano, invadido hace cinco meses ya, y sobre todo para los menores: al menos 353 niños han muerto y más de 679 han resultado heridos desde que comenzó la invasión, el 24 de febrero.

Un niño con su sudadera azul y su pantalón negro, con rostro sereno y sangre en la cabeza, y un padre, completamente en shock, que se arrodilla, le toma la mano, lo acaricia, hasta le cierra los ojos, cuando ve que no hay esperanza. De fondo, la parada donde aguardaba el niño cuando fue alcanzado por los disparos rusos.

Los equipos de rescate se llevaron el cadáver en una camilla. La mezquita cercana había quedado muy dañada. Quedaba una serie de imágenes, logradas por medios como Reuters o EFE, en la que la desolación es total: una riñonera de TikTok, un papel empapado en sangre, una policía que no sabe cómo consolar.

Oleh Synehubov, gobernador de la región de Járkov, ha confirmado que tres personas habían muerto en Járkov el miércoles -el adolescente de la imagen, un hombre y una mujer-, pero no estaba claro si los tres murieron en la parada de autobús. La hermana de 15 años del adolescente muerto, dijo, también había resultado herida. No han trascendido sus identidades.

“Este es otro terrible acto de terror de los rusos”, escribió Synehubov en la aplicación de mensajería Telegram.

Rusia, que invadió Ucrania el 24 de febrero, no comentó inmediatamente el incidente. Ha negado haber atacado deliberadamente a civiles, aunque los ataques rusos con misiles y cohetes han devastado ciudades y pueblos ucranianos.

En otra publicación en Telegram, la fiscalía local dijo que creía que los cohetes fueron disparados desde un lanzacohetes múltiple Uragan.

Járkov, la segunda ciudad más grande de Ucrania, resistió un asalto ruso que llegó a sus afueras en los dos primeros meses de la invasión, pero ha experimentado un bombardeo casi diario durante el último mes tras un período de relativa calma.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente