Esta foto refleja con crudeza que la guerra de Ucrania está en un momento crítico

·3 min de lectura

La guerra de Ucrania se acerca rápidamente al quinto mes de conflicto. Y aunque en las últimas semanas ha ido perdiendo foco mediático, lo cierto es que actualmente se encuentra en un momento crítico.

En sus primeros compases, las tropas de Vladímir Putin lanzaron un ataque a gran escala contra las principales ciudades ucranianas, incluyendo Kiev, Odesa o Mariúpol. Sin embargo, ante los débiles progresos y la férrea resistencia, pronto desde Moscú se cambió de objetivo: centrarse exclusivamente en el Donbás, las regiones de Donetsk y Lugansk.

Y en este nuevo escenario es en el que el Kremlin está consiguiendo grandes progresos, hasta el punto de ser una posibilidad cada vez más cercana la conquista total de esta franja del país ucraniano, que lleva varios años en tensión por los enfrentamientos entre los nacionalistas ucranianos y los prorrusos.

Volodymir, de 66 años, yace en el suelo en su casa destrozada, mostrando el momento que vive la guerra de Ucrania. (REUTERS/Gleb Garanich) TPX IMAGES OF THE DAY
Volodymir, de 66 años, yace en el suelo en su casa destrozada, mostrando el momento que vive la guerra de Ucrania. (REUTERS/Gleb Garanich) TPX IMAGES OF THE DAY

Así, una simple foto sirve perfectamente para ilustrar el momento que se está viviendo en el conflicto. En ella, Volodymir, de 66 años, descansa en el suelo de su apartamento, que ha sido destruido por la artillería rusa, en la localidad de Kramatorsk.

Este hombre, que ha resultado herido, lo acaba de perder todo por culpa de las bombas, pero la urbe, uno de los grandes bastiones de Kiev en la región de Donetsk, se mantiene firme en la resistencia, aunque no se sabe por cuánto tiempo.

De momento, este pasado 3 de julio Rusia anunció la conquista de la provincia de Lugansk, tras la caída de Lisichansk, por lo que ahora los esfuerzos se van a centrar en la otra parte del Donbás. Sin embargo, los expertos coinciden en que va a ser más complicado.

Y es que en Lugansk, Putin ya partía en una situación ventajosa por el control previo de la zona por parte de los separatistas. En el caso de Donetsk, es muy diferente y Ucrania está defendiendo con uñas y dientes sus dos bastiones principales: Sloviansk y Kramatorsk.

Volodymir muestra sus heridas en su casa destrozada en Kramatorsk, (REUTERS/Gleb Garanich)
Volodymir muestra sus heridas en su casa destrozada en Kramatorsk, (REUTERS/Gleb Garanich)

Aun así, nos encontramos en un momento muy sensible para los ucranianos, que están empezando a retroceder en numerosos lugares y que ya no gozan de tanta atención internacional del conflicto, por lo que las próximas semanas serán claves.

Tras más de cuatro meses, las tropas de Zelenski ceden ante el poderío ruso. Un escenario lógico que, sin embargo, los ucranianos han logrado retrasar durante muchos días. Pero ahora la guerra entra en un momento decisivo y a Ucrania no le va a sobrar ninguno de los apoyos internacionales.

En las últimas jornadas, ha habido muchas críticas a Rusia por atacar zonas más alejadas del frente, con el objetivo de desmoralizar a la población, y la batalla se presenta larga y dura. Después, las intenciones de Putin son una incógnita.

EN VÍDEO I La valentía de un sanitario al quedarse junto a una víctima herida durante un bombardeo ruso

Más historias que te pueden interesar: