El fotógrafo de "El País" niega haber empujado a un policía y dice que fue agredido

·3 min de lectura

Barcelona, 14 oct. (EFE).- El fotógrafo de "El País" Albert García, para quien la Fiscalía pide 9 meses de prisión por empujar a un policía nacional cuando cubría los disturbios contra la sentencia del procés, ha negado que agrediera al agente y ha alegado que fue este quien lo golpeó mientras trataba de inmortalizar una actuación.

Así lo ha asegurado durante el juicio, que se celebra este jueves en el Juzgado de lo penal número 8 por un delito de atentado a agente de la autoridad, después de que el ministerio público haya retirado su otra acusación por el mismo ilícito.

García se enfrenta, por tanto, a una pena de nueve meses de cárcel en lugar del año y medio que solicitaba inicialmente la fiscal, ya que la Audiencia de Barcelona archivó uno de los dos delitos de los que se le acusaba por golpear a sendos policías nacionales en dos momentos distintos de la tarde del 18 de octubre de 2019 en la plaza Urquinaona de Barcelona.

El fotoperiodista, que ha contestado a las preguntas de la Fiscalía y de su defensa, ha aseverado que en ningún momento "golpeó" al agente, sino que fue el policía quien lo agredió cuando fotografiaba una actuación que consideraba desproporcionada: "Al contrario, me golpearon a mí", ha subrayado.

García ha explicado que los hechos sucedieron poco después de las 22:30, cuando salió del balcón de un piso en el que había pasado la tarde fotografiando los enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad y se dirigió a la plaza Urquinaona, donde ya no quedaban manifestantes y el ambiente "estaba absolutamente tranquilo", si bien la zona estaba "todavía custodiada" y se trataba de un día "muy tenso".

De acuerdo con su relato, desde allí, a una "distancia muy prudencial" y junto a otros compañeros de prensa, se dispuso a fotografiar una actuación policial contra dos jóvenes que, a su juicio, se estaba llevando a cabo "sin ningún tipo de protocolo".

Fue entonces cuando, ha asegurado, un agente se interpuso delante de su objetivo "a escaso palmo y medio" para "ocultar lo que pudiera fotografiar".

"Lo intenté esquivar un poco, pero el agente me iba tapando constantemente para que no pudiera fotografiar lo que estaba sucediendo. Fue todo muy rápido: sin que me dijera absolutamente nada, el agente me dio un empujón muy fuerte y me fui para atrás", ha apuntado.

García ha aseverado que el policía le empujó en el pecho a pesar de que iba correctamente acreditado con el brazalete de prensa y de que llevaba todo su equipo de trabajo consigo, por lo que le pidió entonces "explicaciones" de la agresión.

Según el fotoperiodista, fue después de "recriminar" al agente que le hubiera empujado cuando este pidió a sus compañeros que le detuvieran.

"No entendía nada absolutamente de lo que estaba pasando. La policía me coge por el cuello y me quedo sin respiración, me tiran al suelo y me golpean en la cara cuando estaba inmovilizado", ha asegurado antes de agregar que lo trasladaron esposado a la comisaría de Via Laietana en una postura que le "hacía daño" y, pese a sus "quejas", no "quisieron ayudarlo" o trasladarlo "de manera digna".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente