Quién es 'Fortfast' y por qué está siendo duramente criticado en Twitter

Pablo Machuca
·9 min de lectura
Fausto Climent, 'Fortfast'. (Photo: YOUTUBE)
Fausto Climent, 'Fortfast'. (Photo: YOUTUBE)

Si te has asomado a Twitter en las últimas horas, habrás comprobado que hay un nombre que no deja de repetirse: Fortfast

Para quienes desconozcan quién es, se trata del youtuber Fausto Climent, que se hizo conocido por vídeos como estos, en los que, por ejemplo, acudía a procesiones de Semana Santa a preguntar a los fieles por cuestiones religiosas, o trataba de conocer las inquietudes políticas de los jóvenes. 

Con la fama y el aumento de suscriptores y visitas, Fortfast fue haciendo más cosas e incluso llegó a entrevistar a candidatos a las elecciones generales, como Pablo Iglesias, actual vicepresidente segundo, y Gabriel Rufián, portavoz de ERC en el Congreso. 

Pero todo ha saltado por los aires en cuestión de unas horas, cuando un extrabajador de Climent, llamado Fran Rodrigo, publicaba este viernes por la tarde un extenso hilo explicando las condiciones en las que trabajó para el youtuber. 

Una serie de mensajes en las que Rodrigo explica cómo trabajó para Climent por menos de dos euros la hora acumulando jornadas de 12 horas. Y cómo el youtuber reaccionaba con violencia y agresividad cuando algo no le gustaba. 

De hecho, en uno de los mensajes, que puedes ver a continuación, Rodrigo adjunta una serie de audios en los que se escucha la voz de Climent llamando “gilipollas” y “puto autómata” a su empleado. También se le oye despreciar su trabajo y su tiempo libre. 

Rodrigo indica que lleva dos años yendo a psicólogos por lo que le supuso trabajar con Climent, del que cuenta otro episodio en el que, en una reunión con otros trabajadores de la empresa, le “destrozó verbalmente” después de alabar la labor del resto. 

“Me insultó, me dejó por los suelos, me echó la culpa de haber perdido nosecuantos mil euros de una acción comercial (luego lo hablé con el otro dueño y resulta que los perdió él por sus malas formas). Me quería obligar a dimitir. Salí literalmente temblando y llorando de la ofi”, indica.

Además, asegura Rodrigo, el youtuber le instó a dimitir, algo a lo que se negó. Es más, decidió redactar una carta de acoso laboral y reclamó una indemnización que finalmente recibió. “No le denuncié por miedo”, explica. 

Ahora Rodrigo asegura tener “un buen trabajo” con “geniales compañeros de equipo” y con proyectos personales que “nunca habían avanzado tanto”. Sin embargo, reconoce, “me sigue quemando por dentro día tras día lo que esta persona hizo hace ya dos años”. 

Quien fuera trabajador de Climent lamenta que su figura haya trascendido como “adalid de la corrección política” y critica que hable de “derechos laborales” y “derechos de la mujer” por cosas que conoce de su personalidad. 

Las críticas tras este contundente hilo de Rodrigo han sido foribundas y el propio Climent ha respondido a algunas de ellas con mensajes breves en Twitter en los que negaba haber “explotado a nadie”. 

También ha publicado dos vídeos, uno en Twitter a las pocas horas de encenderse la polémica. En él explicaba cómo montó la empresa y reconocía haber hecho lo que Rodrigo denunciaba. Además, pedía perdón por lo sucedido. 

Este sábado, en su canal de YouTube, el vídeo ha sido más extenso, de casi un cuarto de hora, contando más detalladamente todo lo ocurrido. 

También ha explicado cómo le está afectando este asunto a nivel personal y el acoso que está sufriendo en las últimas horas después de que se publicara en Twitter su número de móvil y la dirección de su casa. 

TE PUEDE INTERESAR

Dos 'youtubers' de Valencia borran por las críticas un vídeo lanzando comida a gente pobre desde un coche

"Irresponsable": aluvión de críticas a la 'youtuber' Paula Gonu por su consejo contra el coronavirus

Ibai se convierte en 'trending topic' por esta respuesta en Twitter: la borra tras las críticas