La forma correcta de tomar ibuprofeno para calmar cuanto antes el dolor lumbar

·7 min de lectura
El dolor lumbar se suele tratar con antiinflamatorios no esteroideos o analgésicos y relajantes musculares. El ibuprofeno es uno de lo más aconsejados, pero para que 'cure' sin causar daños colaterales, hay que tomarlo respetando unas reglas básicas. (Foto: Getty)
El dolor lumbar se suele tratar con antiinflamatorios no esteroideos o analgésicos y relajantes musculares. El ibuprofeno es uno de lo más aconsejados, pero para que 'cure' sin causar daños colaterales, hay que tomarlo respetando unas reglas básicas. (Foto: Getty)

El dolor lumbar agudo tiene la tasa más alta de prevalencia en nuestra sociedad, tanto es así que el 80 por ciento de toda la población mundial experimenta dolor de espalda o cervical en algún momento de su vida, según cuentan los médicos de familia (SemFYC) y los expertos de la Sociedad Española de Dolor (SED), y casi todos echan mano del ibuprofeno, ¿hacen bien?.

De hecho, los últimos Informes Nacionales de Salud revelan que el dolor lumbar y la cervicalgia se encuentran dentro de los cinco problemas de salud más prevalentes, con cifras en ascenso.

El dolor lumbar ha sido la principal causa de años vividos con discapacidad desde 1990 y sigue siendo un importante problema mundial de salud pública. Una de cada tres personas que vive con dolor lumbar asocia discapacidad y limitación de sus actividades laborales, sociales y de autocuidado.

Además, el dolor de espalda afecta tanto a personas jóvenes, como adultas y mayores, y aparece tanto en trabajos sedentarios, como en aquellos que implican un gran esfuerzo físico. En España, el dolor lumbar es una de las primeras causas de baja laboral en España, siendo un motivo muy frecuente de incapacidad y de dolor crónico.

La prueba está en que las consultas derivadas de problemas osteomusculares son muy frecuentes, tanto en Atención Primaria como a nivel de Traumatología, Reumatología y Urgencias. Según los datos del estudio EPISER 2016, el 28,9 por ciento refirió haber consultado a algún médico o pedido cita por algún problema de huesos o articulaciones en el último año.

Manejado de manera inadecuada, el dolor lumbar tiene un impacto negativo en numerosos aspectos de la salud del paciente y puede aumentar el riesgo de desarrollar dolor crónico. Es por ello que resulta esencial incidir en el tratamiento y el control precoz de los síntomas.

Para tratarlo del modo correcto, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) ha elaborado una Guía de Pautas de Actuación donde describe los AINE (medicamentos antiinflamatorios no esteroides) como tratamientos de primera línea para el dolor de espalda por su acción antiinflamatoria y analgésica.

Entre ellos, y a pesar de la mala fama que ha adquirido en los últimos años, el ibuprofeno se considera como el fármaco mejor tolerado de su clase. Sin embargo, el uso excesivo puede provocar efectos secundarios como irritación en la mucosa del estómago, estreñimiento, diarrea, gases o distensión abdominal, mareos, nerviosismo o zumbido en los oídos.

Si se toma en dosis importantes y durante un periodo prolongado, también aumenta el riesgo de infarto, accidente cerebrovascular (ictus) y y de coágulos en las piernas (trombosis venosa profunda), sobre todo los AINEs que tienen unos principios activos muy concretos (conocidos como inhibidores selectivos de la ciclooxigenasa). De modo que debes evitarlos si tu salud cardiovascular no es buena.

También puede causar pérdida de audición o esterilidad. Por todo esto, aunque se aconseja tomar ibuprofeno en procesos inflamatorios con dolor como la lumbalgia, hay que resérvalos para momentos puntuales y siguiendo las pautas que marque el médico.

En general, se debe tomar después de las comidas, "en la dosis más baja que permita controlar el dolor y una vez que haya desaparecido, se suspenda el tratamiento", apunta Iván España, farmacéutico que pertenece al Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof).

Todos los estudios concluyen que su administración se debe ceñir a períodos lo más cortos posibles, no más de 7 días, y siempre en las dosis más bajas que resulten eficaces para aliviar un dolor. Además, mayores dosis no implican más mejorías, porque su efecto no es acumulativo.

Aparte de ajustar la dosis al mínimo, los expertos aconsejan no tomar ibuprofeno en ayunas y acompañarlo de un "protector gástrico" como el omeprazol para evitar problemas problemas digestivos y gastrointestinales.

Por eso se debe cumplir el horario de las tomas siempre que sea posible. Y, sobre todo, recuerda hacerlo siempre con el estómago lleno, aunque solo sea con un vaso de leche. Ten cuenta que, como otros AINEs, puede llegar a originar hemorragia digestiva y perforación.

Por otro lado, es importante diferenciar entre el ibuprofeno normal y las preparaciones que incluyen diversas sales, en particular la L-arginina (arginato de ibuprofeno), ya que favorece la rápida biodisponibilidad del principio activo.

Normalmente la arginina se obtiene a través de la dieta, especialmente a través de ciertos alimentos ricos en proteínas, como la carne roja, las aves, los lácteos, las nueces, los productos de soja y el pescado. Pero también se puede sintetizar como medicamento.

Suele presentarse combinado con otras sustancias. Es el caso de la combinación de ibuprofeno y arginina, como medicamento para calmar el dolor. También alivia los síntomas de la artritis reumatoide y de la osteoartritis, así como aquellas alteraciones músculo-esqueléticas y traumáticas que cursan dolor e inflamación.

La arginina hace que la eficacia del ibuprofeno sea mucho más rápida, ya que la absorción de este último se multiplica por tres cuando se combina con arginina. Esto quiere decir que mientras que el ibuprofeno normal puede tardar en hacer efecto entre 1-2 horas, el ibuprofeno arginina lo hace en unos 20 minutos.

Por ello, cuando sentimos un dolor intenso e insoportable, es más recomendable tomar ibuprofeno con L-arginina para reducirlo de una forma rápida, ya que en unos 30 minutos se empiezan a notar sus efectos.

Pero ojo, aunque es cierto que juntando ibuprofeno con arginina se consigue que el efecto sea más rápido ya que disminuye el tiempo de absorción, hay que matizar que cuando se toma con las comidas (en vez de con un vaso de leche, por ejemplo) tarda más tiempo en hacer efecto, aunque al final la cantidad absorbida es la misma.

Y no me estoy desdiciendo, insisto en que las personas con molestias y/o problemas de estómago, deben tomar ibuprofeno arginina con las comidas, aunque se pierda ese efecto exprés.

En cualquier caso, debes tomar este tipo de ibuprofeno como un complemento para un empleo puntual, no es conveniente emplearlo como un producto habitual. En general, la dosis recomendada en adultos es de 1200mg/día de Ibuprofeno Arginina, repartidos en 2 tomas. Pero tanto la dosis, como la duración del tratamiento se debe ajustar en función de la gravedad del trastorno y de las molestias del paciente.

En caso de elegir ibuprofeno normal, no se pueden superar las 3 pastillas/cápsulas o sobres en 24 horas. A las personas que tienen más de 60 años, se les suele recetar dosis más bajas de lo habitual que sólo deben ser aumentadas por el médico una vez ha comprobado que el paciente tolera bien el medicamento.

Asimismo, las personas con enfermedades hepáticas, renales o cardiacas, así como las mayores de 65 años, tienen que consultar la dosis con su médico, pues es posible que necesiten una menor cantidad.

En España se suele dispensar ibuprofeno en sobres o comprimidos con dosis de 400 a 600 miligramos (mg), cada 6-8 horas y sin superar nunca los 2.400 mg en un día (1.200 mg para los adolescentes), ya que supondría un gran riesgo y podría ocasionar los efectos secundarios citados anteriormente.

Una vez terminado el tratamiento hay que poner en práctica una serie de medidas para cuidar de nuestra región lumbar, fortaleciendo la zona con ejercicios (es mejor el movimiento controlado que el reposo), llevando una alimentación saludable para controlar el peso, y manteniendo una postura adecuada en el trabajo, al dormir (de lado o boca arriba y utilizar un cojín entre las rodillas) y al coger peso.

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO: La reacción a un medicamento deja a este bebé cubierto de pelo

El trastorno cervical que estaría detrás de unas manos dormidas

Cuando doblar las falanges de los dedos pasa de ser una habilidad a una enfermedad

Esta técnica para tratar el dolor crónico de espalda permite dejar de usar el bastón

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente