Ford invertirá 42 millones en Valencia, que fabricará híbridos S-Max y Galaxy

Valencia, 16 ene (EFE).- Ford invertirá 42 millones en la planta valenciana de Almussafes, que en 2021 sumará a las versiones híbridas y enchufables del Kuga y el Mondeo los modelos del S-Max y Galaxy y se convertirá así en una factoría clave en la estrategia de electrificación de la multinacional.

El presidente de Ford Europa, Stuart Rowley, ha anunciado que ocho millones se dedicarán al S-Max y al Galaxy, y otros 24 millones se invertirán en la planta de montaje de baterías que comenzará a funcionar en septiembre con dos líneas, una para el modelo híbrido del Kuga y otra para el híbrido enchufable.

Rowley se ha reunido este jueves con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, tras visitar la planta de Almussafes junto con la cúpula directiva de Ford Europa, para comprobar el proceso de lanzamiento del nuevo Kuga.

Otros diez millones se invertirán en el desarrollo de los híbridos del Kuga en la planta valenciana -que incluye las versiones híbrido enchufable, híbrido EcoBlue e híbrido completo-, una factoría que será la que más vehículos eléctricos fabrique en Ford con siete modelos.

Los nuevos S-Max Híbrido y Galaxy Híbrido ofrecerán una mayor eficiencia de combustible, menores emisiones de dióxido de carbono (CO2) y un mayor refinamiento, según Ford.

La producción de las nuevas variantes de carga automática de S-Max y Galaxy electrificadas, alimentadas por un motor de gasolina de 2,5 litros, un motor eléctrico y un generador con batería de iones de litio, se llevará a cabo con la inversión anunciada de 8 millones de euros.

La electrificación es clave para Ford y trabaja en ello intentando incrementar los modelos eléctricos en toda Europa, donde introducirá catorce modelos a lo largo de este año, con especial impacto en Almussafes, que también produce en sus instalaciones el Mondeo híbrido y el híbrido Sportbreak.

Sobre el mantenimiento del empleo, Rowley ha expresado la dificultad de tener "certeza absoluta" al respecto pero sí ha expuesto la confianza en la "línea adecuada" de invertir en tecnologías de cara al futuro y electrificar un rango de productos.

Esa estrategia de Ford junto con la "maravillosa" plantilla de Almussafes y su eficiencia y la buena relación que mantiene con el Gobierno valenciano lleva a "garantizar que continuaremos" la colaboración que mantienen, ha dicho el ejecutivo.

Para Puig, la decisión de situar a Almussafes en el eje de la electrificación de la compañía "nos da confianza" en la estabilidad del empleo y la continuidad de la factoría, que será "el centro de producción de más modelos híbridos en Europa", lo que supone un reconocimiento a la capacidad de trabajo e interlocución sindical y al compromiso de los trabajadores y directivos.

El presidente valenciano ha defendido que las decisiones deben ser "acordadas, justas y coherentes" con un desarrollo social y económico justo y una transición que no deje al margen a nadie, y ha agradecido la confianza de Ford en la Comunitat Valenciana, donde es el inversor "más importante".

La compañía ha invertido 3.000 millones de euros en Valencia desde 2011, de ellos 750 para apoyar la producción del nuevo Kuga, el vehículo más electrificado de Ford hasta la fecha.

El compromiso de la Generalitat ha sido básico, según Puig, para una industria que ha generado un clúster de automoción y que es fundamental para el desarrollo económico y social de la región.

Preguntado por una planta de producción de motores híbridos en Almussafes, el presidente europeo ha señalado que no han tomado decisiones en esta cuestión y que existe un compromiso de seguir "buscando e investigando" alternativas para el futuro de la planta.

En octubre del año pasado, Ford anunció el traslado de la producción de motores Ecoboost 2.0 y 2.3 desde Valencia a Norteamérica a partir de 2022, que supone la práctica totalidad de la producción de la planta de motores.

(c) Agencia EFE