El despilfarro de Mayweather le obliga a repetir combate millonario contra McGregor

·4 min de lectura
Mayweather vs. McGregor (Photo by Ethan Miller/Getty Images)
Floyd Mayweather y Conor McGregor, en su último careo antes de su combate de boxeo de 2017. (Photo by Ethan Miller/Getty Images)

El término manirroto define a una persona que malgasta excesivamente el dinero. Si buscásemos en un diccionario ilustrado, la palabra en cuestión irá acompañada de la foto de Floyd Mayweather. El considerado por muchos como el mejor boxeador de todos los tiempos tiene un agujero en su bolsillo proporcional al de sus ingresos, es decir, enorme. Motivo más que suficiente para que el de Michigan tenga que andar buscándose las habichuelas (de oro) y eso no le lleve a otro sitio más que a conceder la revancha a un Conor McGregor que, todo sea dicho, tampoco es que ande muy boyante.

La pandemia ha hecho mucho daño a algunos de los negocios de Mayweather, es especial a sus locales de… a sus gentlemen clubs. Es lo que tienen las mascarillas y la distancia interpersonal en ese tipo de negocios. Si a esto le sumamos que, según parece, ‘Money’ gasta por encima de sus posibilidades, pues no es de extrañar que el youtuber Logan Paul haya declarado en alguna ocasión que todavía no ha cobrado su parte de la bolsa del combate en el que se enfrentaron y que Floyd está arruinado.

Y es que no tiene que ser sencillo ser Mayweather. Es la vida de un influencer wannabe, sólo que más allá de las fotos en Instagram y los stories. Floyd tiene que frontear 24 horas al día y siete días a la semana. Eso implica que por ejemplo no pueda viajar como cualquier otro de los mortales, sino que su estatus prácticamente le obligue a utilizar un jet privado hasta para ir a por el pan. Sin ir más lejos, según un estudio de la agencia de marketing digital Yard, el boxeador está en una poco prestigiosa lista de famosos que más contaminan del mundo por culpa del CO2 que desprenden sus aviones de lujo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de YouTube no disponible por tus preferencias de privacidad

Sólo la cantante Taylor Swift contamina más que Mayweather. Un logro importante teniendo en cuenta que el estudio en cuestión indica que Floyd, directa o indirectamente, ha emitido más de 7.000 toneladas de CO2 en lo que va de 2022. En este tiempo, ‘Money’ ha realizado casi 200 vuelos. Hagan cuentas, y luego piensen en que si vuela tanto y contamina tanto… pues paga ‘tanto’.

Aviones, joyas, relojes, coches de lujo, restaurantes de más lujo todavía… La vida de ‘Money’ Mayweather es un Disneyland bancario, o mejor dicho, para los bancos. Y claro, hay que buscar ingresos. Los más inmediatos llegarán con un combate contra la estrella asiática de las artes marciales mixtas (MMA) Mikuru Asakura. Será en el mes de septiembre y en Japón, y servirá como previa de la que todo el mundo apunta a que será la reedición de su pelea contra Conor McGregor, que al fin y al cabo es donde está el dinero de verdad. Los cientos de millones de verdad.

Mayweather y McGregor ya se vieron las caras en 2017 en un combate de boxeo convertido en negocio redondo para ambas partes y sus respectivas promotoras. Dana White, presidente de la UFC, hizo de perfecto intermediario con Mayweather Promotions y entre todos, y el carisma de ambos púgiles, dieron forma a una gira de tres ruedas de prensa y un combate en el que hubo que contar muchos, muchísimos, billetes (de los gordos). Repetirlo se poco menos que jugar a la lotería teniendo todos los boletos.

Mayweather vs. McGregor. (Photo by Jeff Bottari/Zuffa LLC/Zuffa LLC via Getty Images)
Imagen del primer combate entre FLoyd Mayweather y Conor McGregor, en el que el de Michigan venció a su rival irlandés por TKO, allá por 2017. (Photo by Jeff Bottari/Zuffa LLC/Zuffa LLC via Getty Images)

El irlandés todavía no tiene decidido cuándo o si volverá a pelear en una jaula de la UFC. De hecho, su tuit más reciente cuando se escriben estas líneas era una despedida, la enésima, de las artes marciales mixtas. McGregor sabe que en el boxeo se gana muchísimo más dinero que en las MMA y vería con muy bueno ojos, con los mejores, una revancha con Mayweather. Tanto que incluso ya se habla de posibles fechas. Según The Sun, el combate tendría lugar en 2023 en algún lugar de Medio Oriente, sería en la categoría del peso medio (115 libras) y estaría estipulado a 10 asaltos.

El medio británico incluso se atreve a dar cifras de la bolsa y habla de que ‘The Notorious’ se llevaría la friolera de 157 millones de dólares. Imaginen lo que se llevaría Mayweather. Blanco y en botella… Pues otro combate fácil para el legado de un Floyd que dejaría de juguetear con youtubers y similares para verse las caras con el que ha sido su rival más mediático desde que le dio por hacer caja con combates de exhibición. Como diríamos cualquier de los mortales, hay que pagar las facturas. Sólo que hay facturas y facturas… y luego las de ‘Money’.

Vídeo | El talento boxeando de un niño nigeriano de 10 años se hace viral

Otras historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente