Fitch confirma la nota de España en "A-" estable

·5 min de lectura

Madrid, 12 jun (EFE).- La agencia Fitch confirmó este viernes la calificación de la deuda de España a largo plazo en "A-" con perspectiva estable.

La agencia calificadora señala en una nota divulgada en su página web que el impacto de la pandemia de covid-19 y la contracción económica resultante han llevado a un deterioro en la posición fiscal de la deuda soberana.

Sin embargo, considera que la recuperación del crecimiento ya está en marcha, y las calificaciones de España siguen respaldadas por una economía de alto valor agregado, sólidos indicadores de gobernanza y clasificaciones de facilidad para hacer negocios y desarrollo humano que están en línea o por encima de la mediana de pares 'A'.

"La perspectiva estable refleja la opinión de Fitch de que las perspectivas de recuperación para el resto de 2021 y para 2022, junto con las continuas condiciones favorables de financiamiento, facilitarán una trayectoria constante o descendente de la deuda pública", señala Fitch.

La calificadora espera que el déficit de las administraciones públicas se reduzca al 8,7 % del PIB este año debido a una desaceleración del gasto público y un sólido crecimiento del PIB nominal.

Esto se verá compensado en parte por una disminución en los ingresos/PIB, a pesar de la introducción de una serie de medidas de recaudación de ingresos en 2021, señala.

Fitch también prevé una mayor reducción del déficit en 2022, hasta el 5,5 % del PIB, a medida que se eliminen las medidas de apoyo a la pandemia.

Sus proyecciones de finanzas públicas son consistentes con el índice de deuda pública que aumentó levemente este año, antes de disminuir al 117,6 % a fines de 2022. "Esto dejaría la ratio de deuda alrededor del doble de nuestra previsión para la mediana 'A' (62,3 %)", agrega.

La agencia prevé que el índice de endeudamiento baje solo gradualmente a mediano plazo.

"Nuestras proyecciones de finanzas públicas también asumen una pequeña parte de las pérdidas de los préstamos garantizados por el estado. El stock total de estas garantías a finales de mayo era de 97.000 millones de euros (alrededor del 8 % del PIB previsto para 2021). La disponibilidad de una gran cantidad de préstamos garantizados por el Estado ha impulsado la demanda de crédito por parte de las empresas desde el inicio de la pandemia", afirma.

Señala que el impacto de la pandemia en la calidad de los activos de los bancos aún no ha aparecido.

"Los datos de la Autoridad Bancaria Europea muestran que los préstamos deteriorados a finales de 2020 estaban cerca de su ratio del año anterior (2,9 % en comparación con 3,2 % un año antes)", dice la agencia.

Fitch espera que el índice de préstamos deteriorados aumente en el 2021-2022 a medida que expiren las medidas para el prestatario y la indulgencia, aunque el grado de deterioro podría estar contenido por el ritmo de la recuperación económica.

A pesar de una nueva caída de la actividad económica en el primer trimestre del año, la calificadora espera que la economía española se recupere con fuerza durante el resto de este año, a medida que mejore la situación epidemiológica y se relajen las restricciones a la actividad empresarial y social.

También prevé que la recuperación de la actividad del sector privado se desarrolle en paralelo con el despliegue de los programas de inversión incluidos en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España (RTRP), introducido en el contexto de la respuesta europea a la crisis pandémica.

Recuerda que el RTRP prevé un gasto de inversión adicional procedente de subvenciones de la UE de 69.500 millones de euros (alrededor del 5,6 % del PIB de 2019) durante los próximos seis años, de forma anticipada, de modo que se prevé que más del 96 % del gasto se realice para 2023. Y la absorción efectiva de los fondos podría conducir a una mejora en el potencial de crecimiento a medio plazo de España, por encima de nuestra estimación actual del 1,2 %.

Fitch espera que el crecimiento del PIB real este año promedie el 6,0 % y que la economía se expanda un 6,6 % más en 2022.

La demanda interna será el principal motor del crecimiento tanto este año como el próximo, mientras que la contribución del sector externo será moderado, si sigue siendo positivo. "Nuestras previsiones implican que el nivel de PIB real alcanzará su nivel prepandémico en el tercer trimestre de 2022", añade.

Como riesgos para las proyecciones 2021-22 cita nuevos brotes de coronavirus, potencialmente vinculados a nuevas variantes, pueden dar lugar a más restricciones, lo que frena la recuperación, así como una implementación más lenta de lo planeado de los proyectos de gasto de RTRP conduciría a una perspectiva de crecimiento más apagada.

La recuperación de la demanda interna depende de la reversión de tasas de ahorro históricamente elevadas; si los hogares mantienen un alto nivel de ahorro preventivo, esto también resultaría en un crecimiento más lento, advierte.

Vaticina que el índice de desempleo aumente del actual 15,4 % a medida que los trabajadores regresen a la fuerza laboral y se eliminen los esquemas de trabajo de jornada reducida a una media del 16,2 %. El crecimiento del empleo en 2022 reducirá la tasa de desempleo a una media del 14,5 %, pronostica.

"Esperamos que el superávit por cuenta corriente siga siendo modesto en los próximos dos años, ya que la fuerte demanda interna impulsará las importaciones y el turismo se recuperará solo gradualmente en nuestra línea de base", subraya.

Fitch menciona como factores que podrían que podrían llevar a una acción de calificación negativa/rebaja:

-Macro/Finanzas Públicas: No implementar una estrategia económica y fiscal creíble suficiente para levantar la confianza de que la deuda/PIB se situará en una trayectoria descendente en el mediano plazo.

-Características estructurales: Retorno de las tensiones intensificadas entre el gobierno regional de Cataluña y el gobierno central que provocan graves tensiones macroeconómicas y/o deterioro de otras métricas de crédito soberano.

Sin embargo, dice que los principales factores que podrían conducir a una mejora de calificación positiva son:

-Finanzas públicas: Deuda de las administraciones públicas / PIB en firme trayectoria descendente a medio plazo, debido a una consolidación fiscal posterior al choque del coronavirus y / o una recuperación económica sostenida.

-Macro: Confianza en una recuperación del potencial de crecimiento a medio plazo de la economía, por ejemplo, respaldada por el uso eficaz de los fondos de la UE de próxima generación y la implementación de reformas estructurales.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente