Fiscalías de EE.UU. acuerdan con Servicio Postal frenar tráfico de cigarrillos

·2 min de lectura

Nueva York, 1 ago (EFE).- Una coalición de fiscales de Estados Unidos informó este lunes de un acuerdo con el Servicio Postal (USPS) para frenar el envío ilegal de cientos de miles de paquetes de cigarrillos desde el extranjero al país por correo.

El acuerdo fue firmado con los estados de Connecticut, Illinois, Pensilvania, California y la ciudad de Nueva York, que han alegado durante más de una década que el Servicio Postal transporta y entrega cigarrillos extranjeros libres de impuestos a hogares en el país.

Esos envíos violan la ley federal para Prevenir Todo Tráfico de Cigarrillos, que entró en vigor en 2010, dijo este lunes la Fiscalía general de Connecticut en un comunicado conjunto, que además señala que USPS no ha tomado medidas para evitarlo.

"El acuerdo de hoy obliga al Servicio Postal a hacer su trabajo para detener el flujo de cigarrillos extranjeros de contrabando hacia los Estados Unidos", indicó el fiscal general de Connecticut, William Tong, que cifró en "cientos de miles de dólares" la pérdida de ingresos fiscales señaló los obstáculos en "el esfuerzo para dejar de fumar".

Tras este acuerdo alcanzado en la corte federal para el distrito Este de Nueva York como resultado de una demanda, el Servicio Postal está obligado a implementar reformas integrales para detectar y detener esos envíos.

Los fiscales reclamaron en la demanda que la ley disuadió a los distribuidores de cigarrillos en EE.UU. de enviarlos por correo a los compradores, pero entonces los distribuidores internacionales se convirtieron en la principal fuente de contrabando por correo.

También alegaron que USPS no usaba una lista de remitentes comerciales que le entregó el Departamento de Justicia para bloquear esos envíos y que los paquetes continuaban llegando a través del correo, incluso cuando el contenido tenía la etiqueta "cigarrillos".

La corte rechazó un intento de USPS de que esa demanda fuera desestimada y además determinó que la práctica del USPS de devolver paquetes de cigarrillos a remitentes en el extranjero también viola la ley.

Tras el acuerdo, USPS deberá destruir esos paquetes en lugar de devolverlos, designar a una persona para supervisar y velar por el cumplimiento de la ley y crear un comité junto con representantes de los demandantes para evaluar el progreso en la implementación de las reformas.

Igualmente, deberá capacitar a sus empleados para reconocer y desechar los paquetes de cigarrillos.

Los estados recordaron en el comunicado que cada año mueren más de 480.000 personas en EE.UU. por el tabaquismo, cifra que supera en conjunto las muertes por alcohol, accidentes de tránsito y armas de fuego.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente