Fiscalía de la UE inicia sus funciones, en un "momento histórico"

·2 min de lectura

La oficina del Fiscal de la UE, una nueva instancia destinada a luchar contra el fraude y la corrupción, entró formalmente en funciones este martes, anunció su directora, Laura Kovesi, quien saludó la jornada como "un momento histórico".

"Nuestro éxito es una cuestión de credibilidad para la UE. Nuestro objetivo es la criminalidad económica y financiera. No se equivoquen, esta es la amenaza más común para cualquier sociedad democrática”, dijo.

Kovesi, una exfuncionaria anticorrupción del gobierno rumano, destacó que la apertura de la nueva instancia judicial requirió "más de dos décadas de discusiones" y "negociaciones políticas muy difíciles".

Una de las misiones de la nueva Fiscalía será vigilar el uso de miles de millones de euros del plan de recuperación para la economía del bloque posterior a la pandemia de coronavirus.

La comisaria europea de Transparencia, Vera Jourova, calificó a la oficina como "un organismo único" que llenó un vacío en la represión al fraude en el bloque.

La Comisión Europea expresó en un comunicado que "esto abre un nuevo capítulo en la lucha contra la delincuencia transfronteriza"'.

La oficina es la última incorporación a un grupo de organismos transnacionales de la UE diseñados para combatir el fraude y los delitos, y que informalmente se conoce como "Liga de la Justicia".

Además del Tribunal de Justicia existe Eurojust, un centro para que las autoridades nacionales de la UE cooperen en la lucha contra la delincuencia transfronteriza; Europol, la agencia conjunta de aplicación de la ley; y OLAF, la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude, cuyas investigaciones sobre el fraude y la corrupción que involucran fondos de la UE ahora alimentarán los expedientes de la Fiscalía Europea.

La Comisión Europea enfatizó que la nueva oficina "fortalecerá la protección del presupuesto de la UE. Observará la implementación" de recursos con "ojo de águila para asegurarse de que los fondos lleguen a nuestra economía y a nuestros ciudadanos".

Ese plan de 750.000 millones de euros (920.000 millones de dólares), acordado en julio de 2020, es un paquete sin precedentes de subvenciones y préstamos para ayudar a los países de la UE a recuperarse de la recesión provocada por la pandemia del coronavirus.

Este fondo histórico creará por primera vez un conjunto de deuda común, compartida entre los miembros de la UE, para reducir los costos de endeudamiento de los miembros más débiles.

pso/ahg/pc

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente