La Fiscalía salvadoreña ordena la captura del expresidente del Congreso por lavado

Sigfrido Reyes, expresidente del Congreso de El Salvador. EFE/Óscar Rivera/Archivo

San Salvador, 9 ene (EFE).- La Fiscalía de El Salvador ordenó este jueves la captura del expresidente del Congreso Sigfrido Reyes (2011-2015) por los delitos de lavado de dinero, pelulado y estafa agravada, confirmó la institución.

Un portavoz del Ministerio Público, que no entró en detalles, señaló a periodistas que los casos vinculados con esta orden de captura se dieron entre los años 2006 y 2019.

Por otra parte, la Fiscalía confirmó la detención de la esposa de Reyes, Susy Melba Rodríguez, por el delito de lavado de dinero tras "una extensa investigación".

La Fiscalía presume que Reyes salió del país desde noviembre de 2019, por lo que lo considera "prófugo de la justicia".

Horas antes de la confirmación de la orden de captura, el presidente del país, Nayib Bukele, señaló que se presume que Reyes viajó a México y que de ahí se habría trasladado a Francia o Rusia.

Reyes publicó en sus redes sociales que "cuando la verdad salga a la luz, otros deberán ser los enjuiciados" en referencia a la Corte Suprema de Justicia que ordenó un juicio civil en su contra en julio de 2019 y que derivó en una investigación penal.

El exdiputado añadió que la Sección de Probidad del Supremo determinó que "no existen indicios de enriquecimiento ilícito" en sus declaraciones de patrimonio.

El fiscal general, Raúl Melara, informó el pasado 9 de diciembre de que se investigaba a Reyes por supuesto enriquecimiento ilícito.

Se trata del primer expresidente del Congreso salvadoreño en ser enviado a juicio civil por decisión de la Corte Suprema.

Reyes, guerrillero durante la guerra civil (1980-1992) y miembro del Partido Comunista Salvadoreño antes de la formación del FMLN, fue diputado entre 2006 y 2015. Posteriormente se desempeño como presidente del estatal Organismo Promotor de Exportaciones e Inversiones de El Salvador (Proesa).