La Fiscalía recurre contra el cierre de la Kitchen, que exculpa al PP de Rajoy y Cospedal

·2 min de lectura
Jorge Fernández Diaz y María Dolores de Cospedal, en un acto militar en 2012.  (Photo: DOMINIQUE FAGET via Getty Images)
Jorge Fernández Diaz y María Dolores de Cospedal, en un acto militar en 2012. (Photo: DOMINIQUE FAGET via Getty Images)

Novedades sobre el caso Kitchen: la Fiscalía Anticorrupción va a presentar en las próximas horas un recurso de apelación contra el auto del juez Manuel García Castellón que pone fin a la investigación de la trama, según ha avanzado El País este lunes. Se investiga el supuesto espionaje ilegal al extesorero del PP, Luis Bárcenas, por parte de la cúpula política y policial del Ministerio del Interior entre 2013 y 2015, con el fin de localizar documentación que pudiera incriminar a la formación conservadora y al Gobierno, entonces, de Mariano Rajoy.

El diario sostiene que Anticorrupción estima “prematuro” el cierre de la investigación, que se decidió en julio, “sin que se hubieran llevado a cabo diligencias importantes para la causa que había pedido la propia Fiscalía”.

El magistrado dictó auto de procesamiento el 29 de julio pasado contra el exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz; su número dos, el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y nueve policías, entre ellos quien fuera director adjunto operativo, Eugenio Pino, y los comisarios José Manuel Villarejo y Enrique García Castaño.

El mismo magistrado decidió archivar la causa abierta contra María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP cuando ocurrieron los hechos, al considerar que los indicios existentes eran insuficientes para sentarla en el banquillo.

Justo el viernes se supo que Fernández Díaz ha señalado directamente al PP de Rajoy como responsable de la Kitchen, según el recurso presentado ante la decisión del magistrado García-Castellón de procesarle y al que ha tenido acceso la Cadena SER.

Fernández Díaz recuerda que su nombre no aparece en los papeles de Bárcenas y por tanto no tiene ningún interés en la causa, a diferencia de lo que ocurre con los principales dirigentes del PP durante el periodo comprendido entre 1990 y 2009. Además, señala en su recurso que Bárcenas era tesorero del PP y no tesorero del ministerio del Interior, y que su número dos, Francisco Martínez, pudo recibir órdenes para llevar a cabo la operación desde otros ámbitos, como el PP o el propio Gobierno, sin que él lo supiera. Fernández Díaz niega que diera órdenes para espiar a Bárcenas y asegura que las pruebas que presentó su número dos para acusarle son falsas.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente