La Fiscalía pide 6 años de cárcel para Laura Borràs por presuntas contrataciones a dedo

·3 min de lectura
La presidenta del Parlamento catalán, Laura Borràs. (Photo: David Zorrakino/Europa Press via Getty Images)
La presidenta del Parlamento catalán, Laura Borràs. (Photo: David Zorrakino/Europa Press via Getty Images)

La presidenta del Parlamento catalán, Laura Borràs. (Photo: David Zorrakino/Europa Press via Getty Images)

La Fiscalía pide seis años de cárcel y 21 de inhabilitación para la presidenta del Parlament, Laura Borràs, por adjudicar presuntamente a dedo a un amigo 18 contratos menores entre marzo de 2013 y febrero de 2017, cuando dirigía la Institució de les Lletres Catalanes (ILC).

En su escrito, presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), la Fiscalía acusa a Borràs, presidenta de JxCat, de los delitos de prevaricación y falsedad en documento mercantil por fraccionar contratos de la ILC para poder adjudicárselos a su amigo Isaías H. sin concurso público.

Borràs habla de “falta de empatía”

Borràs, ha advertido este jueves que la falta de “empatía en momentos de máxima dificultad” es “la mayor muestra de inhumanidad en un terreno personal”. La presidenta del Parlament ha intervenido en la toma de posesión de Esther Giménez-Salinas como nueva Síndica de Greuges, al poco de conocerse que la Fiscalía pide seis años de cárcel y 21 de inhabilitación para ella por adjudicar presuntamente a dedo a un amigo 18 contratos menores entre marzo de 2013 y febrero de 2017, cuando dirigía la Institució de les Lletres Catalanes (ILC).

Sin referirse directamente a este hecho pero en un contexto en el que tanto los partidos de la oposición como ERC piden que facilite su suspensión o directamente dimita del cargo, Borràs ha afirmado que “la falta de empatía en momentos de máxima dificultad es la muestra más grande de inhumanidad en un terreno personal y de indiferencia a nivel institucional”. Asimismo, Borràs ha señalado que “la peor forma de justicia es la justicia simulada” y ha emplazado a Giménez-Salinas a que “defienda la verdad por encima de las injusticias”.

JxCAT cierra filas con Borràs

Dirigentes de JxCat, como el secretario general, Jordi Turull, o el vicepresidente catalán, Jordi Puigneró, han asegurado que no creen que la presidenta del Parlament y líder de ese partido, Laura Borràs, vaya a tener un juicio “imparcial” y han achacado la acusación de la Fiscalía a una “operación de Estado”.

“Estamos asistiendo en directo a una operación de Estado mientras escuchamos las risas grabadas de los que las preparan y ejecutan”, ha escrito en Twitter el diputado de JxCat Francesc de Dalmases, uno de los dirigentes del círculo de confianza de la presidenta del Parlament, en alusión a los audios del excomisario José Manuel Villarejo hechos públicos los últimos días.

A su vez, el secretario general de JxCat, el exconseller Jordi Turull, ha apuntado que “la peor forma de injusticia es la justicia simulada”, y ha aseverado que “tanta desproporción acredita la persecución política”.

“Mientras seamos independentistas nunca tendremos una justicia imparcial en España”, ha reivindicado también el vicepresidente de la Generalitat y conseller de Políticas Digitales, Jordi Puigneró.

Además del apoyo de esos tres dirigentes, también el expresidente catalán Quim Torra ha querido posicionarse al lado de Borràs: “Es un honor teneros de presidenta, Muy Honorable Laura Borràs”, ha dicho Torra, que se ha puesto a su disposición “para lo que haga falta”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente