La fiscalía de Corea del Sur pide 35 años de cárcel para la expresidenta Park

La fiscalía de Corea del Sur pidió el miércoles una sanción de 35 años de cárcel para la expresidenta Park Geun-hye, quien fue destituida a raíz de un enorme escándalo de corrupción y abuso de poder.

Primera mujer elegida presidenta en Corea del Sur, Park fue destituida en 2017 después de enormes protestas provocadas por revelaciones de que ella y su principal asesor habían recibido sobornos de importantes conglomerados empresariales del país a cambio de favores.

En 2018, fue sentenciada a 32 años de prisión por corrupción, abuso de poder, violación de la ley electoral y por malversación de fondos del Servicio Nacional de Inteligencia (NIS).

En el juicio de apelación ante el Tribunal Superior de Seúl, la fiscalía solicitó una sentencia de 35 años de prisión. Igualmente, solicitó que una multa inicialmente definida en el equivalente a unos 14,7 millones de euros sea incrementada a unos 24,5 millones de euros, según la agencia de noticias Yonhap.

Park, quien se negó a asistir a la mayoría de los procedimientos legales durante más de dos años, boicoteó la audiencia de apelación, informó Yonhap. El veredicto judicial se dará a conocer el 10 de julio.