Fiscalía concluye presentación del caso en juicio por tráfico sexual de R. Kelly

·3 min de lectura
R. Kelly, aquí en un tribunal de Chicago en 2019, podría ser sentenciado a entre 10 años de cárcel y prisión perpetua si es hallado culpable en el juicio en Nueva York (AFP/Antonio PEREZ)

Después de cinco semanas de testimonios gráficos que incluyeron crueles relatos personales de abuso sexual, físico y emocional, los fiscales que buscan condenar a R. Kelly por extorsión y tráfico sexual dieron por finalizada el lunes la presentación de su caso.

El cantante que triunfó en los años 1990 y principios de 2000 ha enfrentado durante décadas acusaciones de conducta sexual inapropiada, pero solo fue juzgado una vez por cargos de pornografía infantil, un proceso del que salió absuelto.

En un tribunal de Brooklyn, Nueva York, los fiscales federales llamaron a 45 testigos, incluidos 11 acusadores, nueve mujeres y dos hombres, en su intento por presentar a Kelly como el cabecilla de una organización criminal que permitió que depredara a mujeres y menores durante casi 30 años.

Seis de las personas llamadas al estrado a dar su testimonio dijeron que eran menores de edad cuando Kelly inició los encuentros sexuales con ellas.

Los cargos se centran en seis mujeres: Jerhonda, Stephanie, Faith, Sonja y una mujer que testificó bajo un seudónimo, además de Aaliyah, la cantante de R&B que murió en un accidente de avión en 2001 con quien Kelly se había casado ilegalmente cuando tenía 15 años.

Más de un mes de testimonios incluyeron descripciones desgarradoras de mujeres que dijeron que fueron violadas, golpeadas, drogadas, encarceladas y que, a veces, se les restringió la comida o el acceso a los baños.

Una mujer dijo que Kelly la obligó a abortar cuando era una adolescente. Varias dijeron que les contagió herpes al tener sexo con ellas sin advertirles que había contraído la infección de transmisión sexual.

Robert Sylvester Kelly -su verdadero nombre- enfrenta un cargo de crimen organizado y ocho violaciones de la Ley Mann, una ley contra el tráfico sexual que prohíbe el transporte de personas a través de las fronteras estatales con fines sexuales.

El cantante, de 54 años, niega las acusaciones y podría ser sentenciado a entre 10 años de cárcel y prisión perpetua si es hallado culpable de todos los cargos.

Además de su juicio en Brooklyn, Kelly ha sido inculpado en tres jurisdicciones más, incluido el tribunal federal de Illinois, por pornografía infantil y cargos de obstrucción a la justicia.

En el contrainterrogatorio, los abogados defensores intentaron cuestionar la credibilidad de los testigos sosteniendo que las relaciones eran consensuales, incluso amorosas a veces, y tratando de pintar a las mujeres como amantes despechadas o fanáticas que se pusieron celosas o iracundas cuando sus relaciones con Kelly terminaron.

Este lunes, los abogados de Kelly comenzaron su defensa, llamando a los primeros dos de los seis testigos esperados. No se espera que el músico testifique.

El primer hombre en subir al estrado, Dhanai Ramanan, dijo que conocía a Kelly de forma intermitente desde hace unos 15 años, y desestimó las acusaciones de que abusara de las mujeres apelando a su "caballerosidad".

Aspirante a músico que nunca trabajó directamente con Kelly, Ramanan dijo que se mantenía cerca de él para "observar" y "aprender".

El segundo testigo de la defensa fue Larry Hood, un exoficial de policía de Chicago y amigo de la infancia de Kelly que también se ha encargado de su seguridad.

mdo/bgs/ll/dga

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente