La vergüenza de una autora novel saca a la luz las primeras veces de escritores consagrados

Organizar una firma de libros y que nadie se presente a ella con un ejemplar pidiendo una dedicatoria quizá sea uno de los mayores temores de los escritores junto con el llamado bloqueo y el miedo a la página en blanco. Algo así, lo primero, es lo que le ocurrió hace unos días a Chelsea Banning, una escritora estadounidense que presentaba su primera novela, Of Crowns and Legends. Solo acudieron dos personas. Molesta y avergonzada, decidió desahogarse en Twitter y lo que encontró fue el apoyo y los ánimos de otros autores consagrados contando cómo vivieron situaciones similares (o incluso peores) en sus comienzos.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un contenido no disponible por tus preferencias de privacidad

“Solo 2 personas vinieron a mi firma de autor ayer, así que estaba bastante desanimada por eso. Especialmente porque 37 personas respondieron ‘yendo’ al evento. Un poco molesta, sinceramente, y un poco avergonzada”, publicó Banning el domingo. Al día siguiente actualizaba su mensaje con un expresivo tuit: “¡¡¡Santo cielo, todos!!! Esto explotó. Dios mío”. Y es que no solo su historia ha cosechado más de 70.000 'me gusta' en solo unos días, es que ha recibido miles de respuestas entre las que destacan las de al menos tres autores que han vendido millones de libros y que le han enviado ánimos contando sus primeras veces.

Uno de ellos ha sido Neil Gaiman, conocido en redes sociales por su prolífica actividad y porque suele dedicar mucho de su tiempo a contestar a los lectores (y también a escritores atascados en busca de consejos sobre sus propias historias). Para animar a Banning, el autor de The Sandman y Stardust, recordó aquella vez que “Terry Pratchett y yo hicimos una firma en Manhattan para Good Omens a la que nadie vino. Así que estás dos arriba de nosotros”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Buenos presagios, como se tradujo la obra en España, es una novela de fantasía sobre un ángel y un demonio, Azirafel y Crowley, que son amigos desde hace milenios e intentan salvar al mundo del Apocalipsis porque se han encariñado con la humanidad. Una historia tremendamente divertida que fue adaptada a serie para Amazon Prime Video y que a lo largo del próximo año estrenará su segunda temporada con Michael Sheen y David Tennant como esta singular pareja.

Uno de los escritores que contestó a la
Uno de los escritores que contestó a la "novel" es Neil Gaiman, que ha recordado aquella vez que nadie fue a una firma de 'Buenos presagios'. (Foto: Monica Schipper/Getty Images for Audible)

Otro autor igualmente activo en Twitter que ha mandado ánimos a Banning ha sido Stephen King. El maestro del terror y el misterio le contaba a esta autora novel como “en mi primera firma de El misterio de Salem's Lot, tuve un cliente. Un niño gordo que dijo: ‘Oye amigo, ¿sabes dónde hay algunos libros nazis?’”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Aunque que puede que la anécdota más divertida de una firma con escaso poder de convocatoria fue la que contó la autora de El cuento de la criada, Margaret Atwood. “Únete al club. Hice una firma a la que nadie vino, excepto un tipo que quería comprar una cinta adhesiva y pensó que yo era la ayuda”, le ha respondido a la escritora de Of Crowns and Legends, una novela protagonizada por “los hijos que se suponía que el Rey Arturo nunca tendría”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Más historias que te pueden interesar:

EN VÍDEO | Posteguillo: "El revisionismo histórico debe tener un límite"