Fiona, rumbo a Bermudas tras su devastador paso por Puerto Rico y República Dominicana

·4 min de lectura
© Ricardo Rojas / Reuters

Fortalecido a categoría 4, el huracán Fiona se encamina a un paso cerca a Bermudas el jueves en la noche, se pronostica que no tocará tierra en las islas. Su paso por Puerto Rico dejó, de acuerdo a la agencia Reuters, al menos 8 personas muertas, y EFE cifra en dos los fallecidos en República Dominicana.

El poderoso huracán Fiona se dirige con vientos de hasta 215 kilómetros por hora hacia Bermudas, tras su devastador paso por Puerto Rico y República Dominicana, donde al menos habrían muerto ocho y dos personas (respectivamente) y bastas zonas quedaron sin servicio eléctrico y agua potable.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos prevé que la tormenta se fortalecerá aún más en su avance al norte, hacia las Bermudas, por donde se espera que pase el jueves en la noche, pero informa que no cree que las islas británicas reciban un impacto directo.

"Con suerte, el núcleo de la tormenta permanecerá en el oeste, pero aún podría moverse hacia el este y golpear las Bermudas", dijo Eric Blake, jefe interino del NHC en Miami, e indicó que se prevén grandes marejadas y corrientes en la costa este de los EE. UU., a medida que la tormenta avance hacia Canadá, a donde se pronostica que llegará el viernes.

El Servicio Meteorológico de las Bermudas emitió la alerta por tormenta tropical y advirtió de posibles vientos huracanados. Indicó que el jueves y viernes "bandas de lluvia exteriores barrerán la región trayendo rachas de chubascos, tormentas eléctricas y lluvias fuertes".

El ministro de Seguridad Nacional bermudense, Michael Weeks, dijo que el Gobierno de Bermudas considera el paso de Fiona una amenaza a tomar "con mucha seriedad" y que se prepara para evitar muertes cuando su impacto sea sentido en el territorio.

Según el Centro Nacional de Huracanes de EE. UU., la marejada ciclónica podría elevar el nivel de las aguas entre 1,5 y 2 metros por encima de lo normal.

Fiona llegó el martes a las Islas Turcas y Caicos. Su paso ha dejado, según informaron las autoridades, unos cuantos árboles y postes eléctricos afectados en Gran Turca, aunque las telecomunicaciones sufrieron fuertes daños. La ministra de Planificación Física y Desarrollo de Infraestructuras del territorio británico, Akierra Missick, dijo que "Fiona se ha enfrentado a nosotros en las últimas horas, y todavía no hemos salido".

Fiona recuerda a María tras su paso por Puerto Rico

En Puerto Rico, un el 73% de la población sigue teniendo suspendido el suministro de energía eléctrica; entretanto, el 41% de los usuarios de la red de acueducto sigue sin acceso a agua.

En la ciudad montañosa central de Cayey, el desbordamiento del río Plato se llevó a su paso automóviles y casas, y se veían camas y grandes refrigeradores en los patios de los habitantes.

Para Mariangy Hernández, un ama de casa afectada, "Puerto Rico no está preparado para esto, ni para nada" y afirmó que dudada que su comunidad de 300 habitantes fuera a recibir ayuda del Gobierno en el largo plazo. "Esto es solo para un par de días y después se olvidan de nosotros", aseguró.

La Guardia Nacional de Estados Unidos intentaba despejar un derrumbe que afectaba una carretera, mientras los conductores afanados buscaban pasar al otro lado para ayudar a cortar árboles, remover el barro y los escombros.

En Cayey, el huracán María dejó partes de esta ciudad sin electricidad durante un año. Todavía, cinco años después, más de 3.000 hogares de la isla siguen cubiertos por lonas azules. En 2017 el Gobierno estadounidense del entonces presidente Donald Trump fue criticado por su escasa ayuda a la isla.

El martes, el gobernador, Pedro Pierluisi, había solicitado la declaración de catástrofe grave, y dijo que las autoridades tardarán al menos una semana para determinar la magnitud y los daños "catastróficos" causados por la lluvia.

En su cuenta de Twitter, Pierluisi, anunció que tenían el respaldo de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, FEMA y "de todo el Gobierno federal", aseguró.

La FEMA viajó a Puerto Rico el martes y anunció el envío de personal adicional para impulsar los esfuerzos de respuesta local. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. declaró emergencia de salud pública en la isla y desplegó equipos.

El líder de la mayoría del Senado de Estados Unidos, Chuck Schumer, dijo que presionaría para que el Gobierno federal cubra el 100% de los costos de respuesta al desastre y no el 75% como se hace habitualmente. "Tenemos que asegurarnos de que esta vez, Puerto Rico tenga absolutamente todo lo que necesita, tan pronto como sea posible, durante el tiempo que lo necesiten".

En República Dominicana, 12.500 desplazados

En la isla La Española, República Dominicana sufrió graves inundaciones tras el paso de Fiona. Unas 12.500 personas tuvieron que abandonar sus hogares y unos 406.000 ciudadanos quedaron sin electricidad.

El acceso a algunos pueblos quedó restringido, un muelle turístico de la ciudad de Miches fue afectado y al menos cuatro aeropuertos internacionales fueron cerrados. El presidente dominicano, Luis Abinader, dijo que las autoridades necesitarían varios días para evaluar los efectos de la tormenta.

Con Reuters, EFE y AP