Fiona se acerca a Guadalupe y puede convertirse en huracán la próxima semana

·2 min de lectura

Miami, 16 sep (EFE).- La tormenta tropical Fiona se aproximó este viernes a la isla de Guadalupe con vientos máximos sostenidos de 50 millas por hora (85 km/h) mientras avanza por las Antillas Menores rumbo a Puerto Rico, y puede convertirse en huracán la próxima semana en mar abierto, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés), de Estados Unidos.

En su más reciente boletín, el centro de Fiona, la séptima tormenta tropical de este año en la cuenca atlántica, se localizaba a 15 millas (25 km) al norte-noroeste de Guadalupe y a 235 millas (375 km) al este-sureste de St. Croix.

Fiona producirá este viernes vientos y lluvias fuertes a través de porciones de las Antillas Menores, indicó el NHC, con sede en Miami (Florida, EE.UU.).

Esta noche se desplazaba en dirección oeste a 15 millas por hora (24 km/h).

Además de Guadalupe, están bajo aviso de tormenta tropical Antigua, Barbuda, St. Kitts, Nevis y Montserrat y Anguila.

También el observatorio menciona en este aviso a Saba y San Eustaquio, San Martín, San Bartolomé, Puerto Rico, incluidos Vieques y Culebra, Islas Vírgenes de EE.UU e Islas Vírgenes Británicas.

Bajo una vigilancia de tormenta tropical (paso en 48 horas) están Dominica, la costa sur de la República Dominicana, desde Cabo Engaño hacia el oeste hasta Barahona, así como la costa norte del país caribeño, desde Cabo Engaño hacia el oeste hasta Cabo Francés Viejo.

En la trayectoria pronosticada, el centro de Fiona se espera que pase cerca o justo al sur de las Islas Vírgenes y Puerto Rico entre el sábado y el domingo.

También que se acerque al sur o costa este de la República Dominicana el domingo por la tarde.

Ya entrada la semana próxima, según el cono de la trayectoria prevista, Fiona podría convertirse en un huracán en mar abierto en un giro hacia el norte.

Los vientos con fuerza de tormenta tropical se extienden hasta 140 millas (220 km) desde el centro de la tormenta.

Además de viento, se esperan lluvias fuertes en toda la zona, con riesgo de inundaciones y deslizamientos de tierra, y es posible también inundaciones costeras a causa de las marejadas en las Islas Vírgenes de Estados Unidos y Puerto Rico.

(c) Agencia EFE