Finlandia quiere unirse a la OTAN y Suecia se lo plantea

·6 min de lectura
(Photo: GRAPHICS VIA PA GRAPHICS/PRESS ASSOCIATION IMAGES)
(Photo: GRAPHICS VIA PA GRAPHICS/PRESS ASSOCIATION IMAGES)

(Photo: GRAPHICS VIA PA GRAPHICS/PRESS ASSOCIATION IMAGES)

Suecia sigue valorando la posibilidad de ingresar en la OTAN, mientras que su vecina Finlandia ya ha anunciado que está a favor de la adhesión ante la invasión de Rusia a Ucrania y su actual agresión militar.

La adhesión a la alianza militar liderada por Estados Unidos supondría un giro radical en la política de ambos países del noreste de Europa, lo que dejaría en evidencia una vez más cómo la agresión de Vladimir Putin ha reconfigurado el orden político posterior a la Guerra Fría.

El miércoles, el primer ministro británico, Boris Johnson, realizó una gira por ambos países y pasó 24 horas formalizando acuerdos bilaterales de seguridad. Johnson dijo que su gobierno facilitaría a estos países “todo lo que soliciten” como parte del nuevo pacto.

Estos son algunos de los motivos que han llevado a los nórdicos a replantearse su entrada en la alianza.

¿Qué es la OTAN?

Esta alianza militar se conoce con el acrónimo de OTAN.

La Organización del Tratado del Atlántico Norte se creó en 1949 para evitar el resurgimiento del nacionalismo y el militarismo en Europa tras las dos guerras mundiales, y para impedir la expansión de la Unión Soviética.

Su número de miembros es de 30 países en la actualidad. En las décadas de los 90 y los 2000, creció hacia el este para incluir a las antiguas repúblicas soviéticas de Estonia, Letonia y Lituania.

Los 30 miembros se comprometen a la defensa militar mutua en caso de ataque de un enemigo. El principio básico es que un ataque contra un aliado es un ataque contra todos los aliados. Es el artículo 5 de la constitución de la OTAN.

Ucrania no es miembro de la OTAN, que es la principal razón por la que Occidente no ha llegado a desplegar sus tropas en Ucrania. La adhesión de Ucrania en la OTAN ha sido un objetivo que se remonta a 2002, pero el presidente de Ucrania ha asumido públicamente que su país no puede adherirse a la alianza en la actualidad.

La ampliación de la OTAN ha sido el mayor agravio que Putin ha reprochado públicamente a Occidente durante la preparación de la guerra, alegando que la expansión hacia el este y la pretendida absorción de otra antigua república soviética rompen con lo pactado.

Es probable que la adhesión de Suecia y Finlandia desate también la ira de Putin. Si llega a suceder, Moscú ha advertido que podría desplegar armas nucleares y misiles hipersónicos en el enclave báltico ruso de Kaliningrado, situado entre Polonia y Lituania.

El Ministerio de Exteriores ruso habla de “graves daños en las relaciones bilaterales” y represalias para “detener las amenazas de seguridad a su territorio”, una “amenaza que no hace más estable ni más seguro nuestro continente”, ha añadido el portavoz Dimitri Peskov.

La OTAN ha insistido en que no aceptará que le impongan límites a las naciones que puede admitir y siempre ha mantenido una “política de puertas abiertas”.

Boris Johnson (primer ministro británico) y Magdalena Andersson (primera ministra sueca) firman un acuerdo de seguridad en Suecia. (Photo: Associated Press)
Boris Johnson (primer ministro británico) y Magdalena Andersson (primera ministra sueca) firman un acuerdo de seguridad en Suecia. (Photo: Associated Press)

Boris Johnson (primer ministro británico) y Magdalena Andersson (primera ministra sueca) firman un acuerdo de seguridad en Suecia. (Photo: Associated Press)

¿En qué lugar quedan Finlandia y Suecia?

La invasión rusa de Ucrania ha llevado a Finlandia y Suecia a solicitar su ingreso en la OTAN, lo que pondría fin a la neutralidad militar de ambas naciones europeas.

Finlandia, que comparte una frontera de 1300 km con Rusia, ha anunciado este jueves que está a favor de solicitar el ingreso en la OTAN.

En una declaración conjunta, el presidente del país, Sauli Niinisto, y la primera ministra, Sanna Marin, señalaron que “la adhesión a la OTAN reforzaría la seguridad de Finlandia”.

Según afirmaron, iban a presentar su solicitud “sin demora” en los próximos días, aunque quedan algunos pasos antes de que el país pueda formar parte oficialmente de la alianza.

Se espera que Suecia anuncie su decisión en los próximos días.

Cualquier solicitud dará paso a una tensa espera durante los meses que tarda en ser ratificada por todos los miembros de la OTAN, aunque la alianza y la Casa Blanca han dicho que confían en que cualquier problema de seguridad pueda ser resuelto en plazo.

Ninguno de estos dos países ha tomado partido por ningún bando desde la II Guerra Mundial, pero han acabado adoptando su posición actual en respuesta a una Rusia cada vez más beligerante.

Finlandia y Suecia pasaron de la neutralidad formal a la no alineación militar en 1995, cuando entraron en la Unión Europea, y ambos se han acercado a la OTAN en los últimos años, intercambiando información y participando en maniobras conjuntas.

¿Qué es la “finlandización”?

Finlandia se independizó de Rusia en 1917 y se enfrentó a ella en durante la II Guerra Mundial, en las que perdió parte del territorio en favor de Moscú.

Finlandia firmó un Acuerdo de Amistad, Cooperación y Asistencia Mutua con Rusia en 1948, lo que cimentó un grado de dependencia económica y política y la aisló militarmente de Europa occidental. La estricta política de neutralidad se conoce como “finlandización”.

El final de la Guerra Fría, que trajo consigo la desintegración de la Unión Soviética, permitió a Finlandia salir de la sombra de Rusia al disminuir la amenaza de Moscú.

Hasta ahora ha confiado en su propia disuasión militar y en las relaciones amistosas con Moscú para mantener la paz, pero con la invasión rusa de Ucrania, la percepción de las relaciones “amistosas” con Rusia se ha resentido.

En las últimas semanas, la inteligencia finlandesa ha llegado a advertir del peligro de la “influencia híbrida” de Moscú, una estrategia de intervención indirecta a través de la obtención de información de forma ilegal o del uso de fake news para influir en la toma de decisiones, sin necesidad de una actuación militar.

Los sondeos de opinión muestran que el apoyo a la adhesión en Finlandia es alto, porque la gente es consciente de la gran frontera terrestre que comparten con Rusia. El apoyo en el Parlamento a la solicitud es también amplio.

Boris Johnson (primer ministro británico) y el presidente finlandés Sauli Niinisto dan una rueda de prensa en el palacio presidencial de Helsinki, Finlandia. (Photo: FRANK AUGSTEIN VIA GETTY IMAGES)
Boris Johnson (primer ministro británico) y el presidente finlandés Sauli Niinisto dan una rueda de prensa en el palacio presidencial de Helsinki, Finlandia. (Photo: FRANK AUGSTEIN VIA GETTY IMAGES)

Boris Johnson (primer ministro británico) y el presidente finlandés Sauli Niinisto dan una rueda de prensa en el palacio presidencial de Helsinki, Finlandia. (Photo: FRANK AUGSTEIN VIA GETTY IMAGES)

Los recortes militares de Suecia tras la Guerra Fría

Suecia no ha librado ninguna guerra en 200 años y la política exterior de posguerra se ha centrado en el apoyo a la democracia a nivel internacional, el diálogo multilateral y el desarme nuclear.

Tras la Guerra Fría redujo su ejército, recortando el gasto en defensa de hasta un 4% de su PIB a menos de un 1% desde los años 90.

A pesar de la ofensiva de Putin, parte de la izquierda sueca sigue desconfiando de la agenda de seguridad de Estados Unidos y de la OTAN, que depende en gran medida de la disuasión que proporciona el arsenal nuclear estadounidense.

Las encuestas muestran la mayoría sustancial de suecos apoya la adhesión a la OTAN, con un apoyo ligeramente superior al 60% en la última encuesta, y también hay una mayoría en el Parlamento que apoya la solicitud.

¿A partir de cuándo podrían adherirse?

Finlandia cuenta con una “oferta” de la OTAN, una especie de plan de acción de inmediata aplicación si la situación de seguridad se deteriora. Por su parte, el Parlamento sueco presentará el viernes una nueva revisión de su política de seguridad, aunque no se espera que contenga una recomendación explícita referente a la OTAN.

Los socialdemócratas suecos, que están en el poder, han convocado un debate parlamentario sobre la OTAN para el lunes. En caso de que el partido respalde la adhesión, el Gobierno podría convocar una votación sobre la presentación de una solicitud, aunque no está formalmente obligado a hacerlo.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente