Finlandia refuerza su frontera con Rusia

Finlandia desvela un plan de seguridad en su frontera con Rusia, que incluye una valla de 200 kilómetros, debido a las tensiones desatadas por la invasión rusa de Ucrania. La valla tendrá más de tres metros de altura con alambre de espino en la parte superior y su coste se elevará a unos 380 millones de euros, el plan prevé vallar 1.300 kms de frontera.

"Este cambio respecto a la seguridad de Finlandia y Europa ha sido fundamental. La frontera entre Finlandia y Rusia funcionaba bien, era incluso ejemplar, pero en esta situación tenemos todas las razones para reconsiderar nuestros acuerdos", explica el general de brigada Jari Tolppanen, de la agencia de la Guardia de Fronteras de Finlandia.

Restricciones y cierre de pasos fronterizos

Finlandia vio una afluencia de rusos en septiembre después de que el presidente Vladímir Putin ordenara la movilización de reservistas para luchar en Ucrania. Helsinki tomó entonces medidas drásticas y restringió severamente la entrada a los ciudadanos rusos.

El país candidato a la OTAN, aprobó en julio enmiendas a su Ley de Fronteras, que permiten cerrar pasos fronterizos en caso de intentos de entrada a gran escala en el país. La construcción de la valla prevista en tres fases concluirá en 2026.

Polonia y los Países Bálticos también han aumentado su seguridad

Estonia, Letonia y Polonia también han aumentado la seguridad en sus fronteras con Rusia o tienen previsto hacerlo. En la actualidad, las fronteras de Finlandia están aseguradas principalmente por vallas ligeras de madera, diseñadas sobre todo para impedir que el ganado se desplace al lado equivocado. Las zonas más sensibles de la frontera estarán equipadas con cámaras de visión nocturna, luces y altavoces.