El "financiero" del genocidio ruandés comparece ante la justicia internacional en La Haya

Danny KEMP
·2 min de lectura
Dos imágenes de Felicien Kabuga en un cartel de la oficina ruandesa de búsqueda de genocidas fugitivos, el 19 de mayo de 2020 en Kigali

El "financiero" del genocidio ruandés comparece ante la justicia internacional en La Haya

Dos imágenes de Felicien Kabuga en un cartel de la oficina ruandesa de búsqueda de genocidas fugitivos, el 19 de mayo de 2020 en Kigali

El presunto "financiero" del genocidio de Ruanda de 1994 Félicien Kabuga comparecerá este miércoles por primera vez ante un tribunal de la ONU en La Haya tras ser arrestado en Francia.

Fue detenido en mayo cerca de París, después de 25 años prófugo. Tiene 84 años según la orden de detención y 87 según él.

Se le acusa de haber participado en la creación de las milicias hutu Interahamwe, las principales fuerzas armadas del genocidio de 1994 que causó 800.000 muertos según la ONU, sobre todo entre la minoría tutsi.

Tenía que ser trasladado a Arusha para ser juzgado por el Mecanismo de Tribunales Penales Internacionales (MTPI),que cuenta con una división en Tanzania y otra en Holanda, pero fue enviado a La Haya a la espera de un examen médico.

La primera comparecencia de Kabuga ante el MTPI, la estructura encargada de completar el trabajo del Tribunal Penal Internacional para Ruanda (TPIR), se celebrará a las 14H00 (13H00 GMT) en La Haya.

Kabuga puede asistir a la vista en persona o por videoconferencia desde el centro de detención, informó el MTPI.

Un primer informe médico recomienda que se haga por videoconferencia debido a la pandemia del nuevo coronavirus. El informe también indica que "varios aspectos de la salud de Kabuga requieren un examen más en detalle", precisa el MTPI.

Se le acusa de "genocidio", "incitación directa y pública a cometer genocidio" y "crímenes contra la humanidad (persecuciones y exterminio)". El expresidente de la Radio Televisión Libre de las Mil Colinas (RTLM), que llamaba a asesinar tutsis, niega los cargos.

También es sospechoso de haber contribuido en 1993 a la compra masiva de machetes que fueron distribuidos a los milicianos en abril de 1994. Esta acusación sustenta la tesis, nunca validada por la justicia internacional, de que el genocidio fue planificado.

- "Salud frágil" -

Los abogados de Kabuga pidieron en octubre su traslado permanente a La Haya y no a Arusha, "por su edad, su salud frágil y la presencia de la epidemia de covid-19 en Tanzania".

El fiscal del MTPI, Serge Brammertz, apoyó parcialmente la solicitud de la defensa, considerando que Kabuga tenía que ser trasladado "previamente" a La Haya para someterse a un "reconocimiento médico independiente".

A finales de septiembre un tribunal francés validó la entrega de Kabuga a la justicia internacional.

Félicien Kabuga, que figuraba entre los prófugos más buscados del mundo, fue detenido en mayo en una localidad de los suburbios de París donde residía bajo una identidad falsa.

En julio de 1994 se refugió en Suiza antes de ser expulsado, y luego se trasladó temporalmente a Kinshasa. En 1997 fue localizado en Nairobi, pero logró escapar a una operación destinada a detenerlo, y a otra en 2003, según la oenegé especializada TRIAL.

Según las autoridades francesas también vivió en Alemania y en Bélgica. Estados Unidos había ofrecido una recompensa de cinco millones de dólares por su captura.

dk/blb/stb/ybl/erl/mar