El final de la era de Merkel, la madre de Alemania

·2 min de lectura

De ser la elegida por Helmut Kohl a ser la madre de Alemania. Angela Dorothea Kasner nació en Hamburgo en 1954, pero creció en un pueblo de la Alemania del Este, hecho que forjó su carácter.

El veterano canciller Helmut Kohl le dio su primer cargo ministerial e impulsó su carrera. Tras perder en 1998, Kohl vio cómo su discípula le daba la espalda, al igual que la Unión Cristianodemócrata (CDU). Merkel, entonces secretaria general de la CDU, declaró que Kohl, que había aceptado donaciones de fuentes que se negaba a revelar, había dañado al partido. Y siguió adelante sin él.

Con su elección en 2005, Merkel significó el fin de la carrera del entonces canciller Gerhard Schröder. La canciller ha sobrevivido a cinco primeros ministros británicos, cuatro presidentes estadounidenses, tres españoles y ocho italianos con una política de gran implicación tanto dentro como fuera del país.

En la cumbre del G8 de 2007, dio la bienvenida a los jefes de gobierno en el balneario báltico de Heiligendamm y donde llegó a bromear con el presidente estadounidense George W. Bush y el presidente ruso Vladimir Putin.

La relacione con Estados Unidos han sido tensas. En 2013, con Obama, estalló el escándalo de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional. Y con Trump empeoró la situación. El presidente estadounidense le llegó a negar el saludo una vez y le ignoró muchas veces, como en esta reunión del G7 en la que fue el único líder que se negó a firmar una declaración conjunta propuesta por Merkel para evitar una guerra comercial.

A pesar de adquirir fama de testaruda durante la crisis del euro, Merkel ha cambiado igualmente de tono en momentos decisivos. Así ocurrió con los refugiados de las guerras de Siria e Irak EN 2015. Alemania acogió a un millón tras el impacto que supuso ver al pequeño Aylan ahogado en una playa.

La popularidad de Merkel alcanzó su mínimo durante la crisis migratoria, en la que contó con una fuerte oposición de la extrema derecha, pero su gestión de la pandemia de coronavirus ha sido ampliamente aplaudida. El gobierno alemán tomó medidas inmediatas para salvar la economía y aumentó el gasto público. Algo que no se esperaba de la "canciller de la austeridad"

Durante sus años de mandato, Angela Merkel navegó por aguas económicas y políticas peligrosas. Pero su capacidad para llegar a acuerdos le ha hecho ganarse la reputación de ser la madre de los alemanes, capaz de solucionarlo todo.

Merkel se despedirá después de 16 años en el poder, pero no tan rápido. Teniendo en cuenta que en las últimas elecciones alemanas se tardaron seis meses en formar gobierno, muchos analistas coinciden en que Merkel cantará villancicos como canciller.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente