El pueblo aragonés con un filósofo municipal que ha cambiado las conversaciones en la barra del bar

·3 min de lectura

Artieda es una pequeña localidad situada al norte de la provincia de Zaragoza, a algo más de 170 kilómetros de la capital, donde un proyecto que batalla contra la despoblación y promueve el desarrollo local ha llevado hasta sus calles a un filósofo. Miguel Mariñoso se ha convertido, dicen en El Heraldo de Aragón, en el segundo filosofo municipal de un pueblo europeo. Desde que llegó al municipio las conversación en el bar ya no son lo que eran.

Dicen los lugareños que las conversaciones en el bar ahora son otra cosa con el filósofo en el pueblo. (Foto: Getty Images)
Dicen los lugareños que las conversaciones en el bar ahora son otra cosa con el filósofo en el pueblo. (Foto: Getty Images)

“Desde que llegó el filósofo, la gente se plantea más cosas. Hasta las conversaciones en el bar a la hora del vermú han adquirido otro carácter. Antes hablábamos más sobre fútbol o del precio del cereal, y ahora entre las mesas también es común oír palabras como epicureísmo, epistemología o materialismo dialéctico. Es una experiencia singular y muy curiosa”. Así recoge el citado medio aragonés cómo ha cambiado, en palabras de Bétur Iguázel, uno de los promotores de la iniciativa, la vida de los habitantes de Artieda, cuyo censo registra a menos de un centenar de vecinos.

Miguel Mariñoso, estudiante de los últimos cursos de Filosofía, llegó al pueblo a comienzos de este mes y se marchará a finales. Su mudanza temporal a la localidad se enmarca dentro del proyecto Empenta Artieda, que, como se puede leer en su portal, se trata de una iniciativa de “Investigación-Acción Participativa que trata de dar soluciones desde el municipalismo y la autogestión al problema de la despoblación que afecta a todo el medio rural”. Nacido a principios de 2017 a iniciativa del Ayuntamiento, señalan que el proyecto “ya cuenta con resultados satisfactorios en el municipio”.

Entre esos resultados está el fichaje de un filósofo municipal, al que solicitaron a través del programa de Erasmus Rural DESAFÍO y que se está dedicando en este tiempo a, entre otras cosas, “dar respuesta a las preocupaciones vitales de los lugareños”. Era algo que llevaban tiempo pensado en el Ayuntamiento, trabajar el pensamiento crítico. En mayo, desde Empenta Artieda pidieron a la Universidad de Zaragoza un estudiante de Filosofía y unos meses después, Mariñoso se convertía en vecino del pueblo.

Este ha contado que “la bienvenida fue muy calurosa y han hecho que me sienta acogido desde el principio. Me tratan como a uno más y hacen que me sienta muy a gusto. La gente se acerca a hacerme preguntas sobre Filosofía; la más habitual es: ‘¿Para qué sirve la Filosofía?’ Realmente veo un interés sincero por parte de los y las artiedanas por estas cuestiones”.

Además de responder a este tipo de dudas, este estudiante está aplicando métodos antropológicos para hacer sus prácticas municipales y estudia la memoria histórica del lugar entrevistando a su habitantes. “Documento cómo era la infancia, la crianza de los hijos, la educación, la vida en el hogar, el trabajo, la socialización, las fiestas…”, ha explicado a El Heraldo de Aragón.

Por su parte, Bétur Iguázel, miembro de Empenta Artieda y también tutor del filósofo municipal, ha explicado a Arainfo que “la vida interior de las personas en el medio rural aragonés no puede compararse a los grandes núcleos urbanos. Las preocupaciones son distintas y necesitamos herramientas para buscar nuestras propias respuestas (...)”.

El otro pueblo europeo que ha vivido la experiencia de contar con un filósofo municipal es Corigliano d’Otranto, localizado en la conocida como la Grecia Salentina, en la punta de la bota que es Italia. 

EN VÍDEO | Un bebé consigue con un gesto volver locos de alegría a todos los clientes de un restaurante

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente